Trabajador condenado por abuso

(General Pico) – Carlos Pellegrino, juez de audiencia de la segunda circunscripción judicial de la provincia, condenó ayer al mediodía a la pena de seis años de prisión a un empleado rural oriundo de la localidad de La Maruja, que sometió sexualmente a una menor de edad. El magistrado condenó ayer en los tribunales piquenses a Alejandro Javier Galiano (31), como autor del delito de Abuso sexual con acceso carnal, a seis años de prisión de efectivo cumplimiento.
El hecho que investigó la Justicia piquense se debatió la semana anterior a puertas cerradas a lo largo de tres jornadas en los tribunales locales, y fue denunciado por los padres de la presunta víctima, en el mes de abril del año anterior, quienes aseguraron que su hija, cuando tenía 16 años de edad, fue abusada sexualmente por un hombre que es conocido del grupo familiar.
El imputado, que llegó en libertad al juicio, declaró a la largo del debate y reconoció haber mantenido un encuentro sexual con la presunta damnificada, aunque explicó que se trató de una relación consentida. Ese fue el punto de divergencia entre las partes, puesto que la existencia de los hechos quedó acreditada por el testimonio mismo que brindaron los implicados ante el juez.
Durante la lectura de los alegatos finales, el fiscal Alejandro Gilardenghi, quien llevó adelante la acusación, solicitó que se condenara a Galiano a la pena de siete años de prisión. En tanto, la querella, representada por el abogado local Sergio Fresco, pidió una condena de ocho años de prisión, y el defensor Pedro Febre, en cambio, se pronunció por la absolución de su defendido.
Durante las tres jornadas que duró el juicio oral, declararon cerca de 15 testigos ante el juez Pellegrino, entre ellos, familiares y allegados de la presunta damnificada, el personal policial que trabajó en la investigación, y los distintos peritos que intervinieron en la causa.

Compartir