Trabajos de prevención

CATRILO: CALLES ANEGADAS

Las intensas lluvias que azotaron la provincia, por ahora no provocaron complicaciones en las zonas urbanas de los pueblos del departamento Catriló, sí como ocurre en estos casos hay caminos vecinales que están intransitables, incluso algunos cortados. En octubre ya cayeron alrededor de 250 milímetros en la región del centro-este pampeano.
En Catriló el lunes a la tarde, fueron convocados Bomberos Voluntarios por el jefe de Defensa Civil, Favio Molina, para trabajar -a modo de prevención para que no avance el agua- en desagotes por intermedio de una bomba en el acceso por ruta provincial 1 a la altura de la avenidad Migliori, y en la avenida Piombi y Alem. Esta última zona se forma un gran espejo de agua que complica el tránsito vehicular y también las viviendas cercanas.
En tanto en el acceso avenida del Trabajador, con la bomba se llevó agua hacia la banquina norte desde la sur, donde el canal recibe gran parte de líquidos pluviales de la zona urbana.
Si bien hubo quejas de vecinos por el anegamiento de la mayoría de las calles de tierra, el sistema de desagües interconectado se encuentra funcionando correctamente. El agua escurre hacia el este donde el canal desde hace unos meses viene recibiendo mejoras y mantenimiento, señalaron desde el municipio.
Por su parte, en Lonquimay y Uriburu no hubo hasta ayer mayores inconvenientes en la zona urbana, salvo la mayor parte de las calles de tierra que se encuentran intransitables por la acumulación de agua. Como en el caso de Catriló, hay caminos rurales anegados.
Desde el municipio uriburense dijeron que al sur de La Gloria casi al límite con Miguel Riglos hay un camino cortado por la inundación y están muy complicadas e intransitables las rutas 3 y 7 -de tierra- al sur de la ruta 5.

Compartir