Tragedia en la Ruta Nacional 35, cerca de Eduardo Castex

Un motociclista de esta localidad, identificado como Rubén Héctor Alzamendi de 66 años, falleció ayer y su compañero se encuentra en “grave estado” de salud, tras protagonizar un accidente de tránsito en la ruta nacional 35, a 10 kilómetros al sur de Eduardo Castex y en inmediaciones de la denominada “curva de Peiretti”. La tragedia se produjo aproximadamente a las 5. La policía informó que “chocaron de frente” un Ford Falcon, tripulado por cinco castenses, y una motocicleta donde circulaban la víctima fatal y un joven. “Las pericias realizadas permitieron determinar los puntos de impactos, pero el accidente se produjo con algunas particularidades porque no hay huellas de frenadas de los vehículos”, revelaron ayer fuentes policiales.
En la víspera la información suministrada por la policía fue escueta. Hubo un comunicado de prensa indicando que en la Comisaría Departamental de Eduardo Castex tomaron conocimiento a las 5.05 de que se había producido este trágico accidente, al sur de la zona de ingreso a esta localidad.

Tráfico intenso.
En ese momento, la ruta era sumamente transitada dado que muchos automovilistas iban o venían de Santa Rosa para apreciar el paso de los vehículos que participaban del Rally Dakar Argentina–Chile 2009. Las averiguaciones coincidieron que “los motociclistas regresaban de Santa Rosa donde habían acudido para observar el arribo de los coches de la carrera internacional, mientras que los tripulantes del Falcon se dirigían a la capital pampeana para presenciar la largada de la competencia.
El choque ocurrió entre los kilómetros 397 y 398. El Falcon era conducido por Jorge Luis Ramos y circulaba en dirección norte–sur, acompañado por cuatro personas. Y en sentido contrario transitaba una Kymco Pulsar 125 cc., conducida por Alzamendi a quien acompañaba Robertino Klear, de 18 años.
Debido a la fatalidad el tránsito en la ruta permaneció cortado durante varias horas, para que pudieran trabajar adecuadamente los peritos policiales.

Causas.
La policía aún no determinó los motivos que causaron el trágico episodio. La ruta era muy circulada y la visibilidad era acotada por la oscuridad de la noche. “Los peritajes nos permitieron obtener datos importantes, pero el choque fue frontal y no hay huellas de frenadas. La motocicleta fue arrastrada más de 50 metros por el vehículo que terminó el recorrido en la banquina. La moto tenía combustible y se incendió totalmente”, contó una fuente policial.
 
Trabajos y lesiones.
Al sitio luctuoso arribó personal de la División Criminalística de la UR–I para realizar las tareas de investigación y la autobomba del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Castex concurrió para extinguir las llamas que devastaron la motocicleta. Las ambulancias del hospital Pablo F. Lacoste y de la Cospec trasladaron a las víctimas, inicialmente al hospital castense, y después hubo derivaciones al Gobernador Centeno de General Pico.
Alzamendi falleció inmediatamente por las lesiones sufridas en el choque, donde su cuerpo fue despedido a más de 50 metros del sitio de impacto, quedando tendido en la banquina opuesta a la que circulaba de regreso a Castex. Mientras que Klear sufrió “gravísimas heridas” y permanecería internado (ver aparte).
El conductor del Falcon y sus acompañantes tuvieron lesiones leves y no revisten “ninguna gravedad”, indicaron las fuentes policiales. El responsable del coche era acompañado por su esposa Silvia Servetti, su hijo Cristian, una nieta menor y un conocido de la familia, identificado como Wilfredo Valdez. “Todos los tripulantes del vehículo sufrieron alguna lesión o golpes, pero fueron asistidos y se recuperaron favorablemente”, dijo la policía.