Trágico choque en Victorica

MURIO UN MOTOCICLISTA TRAS CHOCAR CON UNA CAMIONETA

Juan Ricardo Lima, un ex policía de 50 años, falleció ayer a la madrugada en inmediaciones del Puesto Caminero de Victorica, luego de haber colisionado de frente con una camioneta. Lima iba sin acompañante a bordo de una moto Motomel 200 y murió en el Hospital de la localidad tras no poder recuperarse de las graves heridas sufridas.
Fuentes policiales informaron que la pick up que chocó con el motociclista es una Chevrolet D20 que era conducida por Jorge Edgardo Santillán, de 68 años. Este último resultó ileso. "El siniestro ocurrió a las 5.50 sobre la ruta 10, muy cerca del Puesto Caminero. Pese a que los médicos le practicaron tareas de reanimación, Lima falleció. Al momento de subirlo a la camilla estaba consciente, pero tenía un golpe muy fuerte en la cabeza", dijo una fuente policial.
Aún se desconoce el motivo que originó que Lima invadiera el carril contrario. "La camioneta venía bien, el error fue de la moto que se cruzó de carril. No sabemos por qué Lima se cruzó. Santillán intentó frenar, pero no logró evitar la colisión", agregó la fuente.
La muerte de Lima, se suma a la de María Margarita Colado, quien perdió la vida en un vuelco sobre la ruta 151, dejando un fin de semana trágico en el oeste pampeano. Las víctimas fatales en siniestros viales ya suman 24 en lo que va de 2015. Así lo indica la estadística del Departamento de Operaciones Policiales.

Exonerado.
En marzo de 2014, Ricardo Lima fue condenado a una pena de 2 años y seis meses de prisión de ejecución condicional por ser encontrado partícipe secundario del delito de acogimiento de mujeres, abusándose de una situación de vulnerabilidad para fines de explotación sexual. En el juicio, se había defendido como un simple trabajador.
En la misma causa, María Cristina Martínez y Walter Edgardo Sardiña, los dueños del cabaré Shampoo de Victorica, fueron condenados por ser coautores del delito de acogimiento de mujeres mayores de 18 años, mediando abuso de una situación de vulnerabilidad con fines de explotación sexual, agravado por ser contra más de tres víctimas. También se les imputó la tenencia ilegítima del DNI de una mujer.