Trenel: municipio posterga obras por las inundaciones

SE ATIENDE EL DESASTRE NATURAL Y SE ASISTE A VECINOS

La Municipalidad de Trenel ha resuelto postergar gran parte de las obras previstas para este año y destinar los recursos a paliar la situación generada por las inundaciones y el constante deterioro de la situación social producto de las políticas del gobierno nacional. El intendente Juan Silva dijo a LA ARENA que no hay precedentes en la región de lluvias de la intensidad de las registradas, indicó que se frenan los ingresos a causa de la situación del campo y son cada vez mayores los gastos para atender el desastre y asistir a la gente que “no llega a fin de mes”.
En la conversación el jefe comunal peronista auguró que en las legislativas le gente le hará saber su descontento al presidente Mauricio Macri y dijo que es “indignante” ver por televisión a gente pelear por el contenido de una bolsa de basura en busca de algo para comer.

Sin precedentes.
“Ya hace unos cuantos días que no llueve pero sigue entrando agua desde el norte”, sostuvo y agregó: “No hay piso, brota desde abajo y hubo gente que caminando se hundió y tuvo que dejar hasta las botas que llevaba puestas, así está la situación”. Contó que se dio un caso de un productor que recorría su campo a caballo y una mañana encontró al animal hundido de patas y manos hasta la panza y lo sacó utilizando la fuerza de una maquina”.
La parte norte del ejido de Trenel, al norte de la ruta provincial 4, es el más afectado por el agua que baja desde los pueblos ubicados más arriba y anega campos y caminos vecinales.
En ese panorama, “la obligación es darle a los productores entrada y salida a sus campos pero está difícil porque sacamos agua con las bombas y al día siguiente está igual, viene de las napas o sigue entrando”. Dijo Silva que lamenta “lo que está pasando la gente, pero todo lo que se hace es poco y da la impresión que para que esto baje y mejore sólo queda esperar y mientras tanto trabajar donde las condiciones lo permiten”.
Respondió que la situación se refleja en la municipalidad, donde merman los ingresos “y además tenemos un gasto extra muy importante para mover la maquinaria y pagar al personal. Reveló que el costo de algunos equipos contratados ronda entre 18 y 20 mil pesos por día, “no digo que no lo valga, pero para nosotros se hace cuesta arriba pagarlo”. Reconoció “la ayuda de Asuntos Municipales, siempre están atentos y no han dado muchas manos pero hay que reconocer que somos muchos afectados”.
“Los que somos de Trenel y tenemos muchos años jamás hemos visto llover de esta manera”, enfatizó luego e informó que tiene “una estadística desde el año 1921 y no hay datos así. En los años de inundaciones hemos tenido hasta mil milímetros, pero quinientos de golpe, nunca”.

Obras postergadas.
Silva recordó: “Teníamos en carpeta varios proyectos para este año, seguir con el cordón cuneta y más asfalto y badenes de cemento para que el agua se vaya más rápido, viviendas, la ampliación de la red cloacal y otras cositas pero resolvimos postergar todo y disponer de los recursos para ayudar a la gente en el campo y también a los del pueblo que por esta situación se quedan sin empleo”.
A esta calamidad se suma la situación general del país, con precios sin techo, servicios más caros y “sueldos que no alcanzan, la gente no llega a fin de mes y son cada vez más”, dijo el intendente al ser preguntado y admitió que “estamos destinando a esos casos el doble de los recursos que el año pasado, a la gente que tiene sueldo no le alcanza y ni hablar de los que tienen que pagar un alquiler”.
También se refirió a un aumento en la demanda en el comedor comunal. Indicó que “hay más chicos concurriendo, primero desayunan en la escuela y luego los asistimos nosotros. A eso hay que sumar a la gente mayor, pensionados y jubilados a los que tampoco les alcanza. La situación social se está deteriorando, sin dudas”, enfatizó.
A modo de resumen de la situación dijo que “lo vamos afrontando bien pero con el costo de no poder hacer obras. Ya vamos por el segundo año de esta gestión del gobierno nacional y hay poca ayuda para estos problemas y nada de aportes para obras. En el tema específico de las viviendas el intendente dijo que hay “más de cien inscriptos pero unas pocas adjudicadas que no sabemos con certeza si se van a empezar este año, el gobierno nacional no define”.

“Es indignante”
“Creo que sí, la gente le va a hacer sentir su descontento al gobierno en las elecciones de octubre”, opinó Silva respecto de las legislativas que vienen. Peronista, enrolado en Convergencia, Silva sostuvo que “la situación a que llevó al país este gobierno no la ve sólo el que no quiere verla” y dijo que “en La Pampa aún no estamos tan mal porque somos una provincia ordenada y tenemos un gobierno que ayuda a todos”.
“Hace unos días nos reunimos los 18 intendentes de la región y coincidimos más allá del color político en que nos ayudan a todos, estamos bien asistidos”, destacó.
“Es indignante ver por televisión cómo la gente se pelea por las bolsas de un camión de basura, buscando algo para poder comer, nunca lo había visto y me duele mucho ver a los chicos en esa situación. No puedo entender cómo el gobierno de Macri no se fije en eso”, agregó.
Sobre la lista de consenso que apoyan las líneas mayoritarias indicó: “Está integrada por gente con experiencia y que va a ser leal a las políticas de defensa de nuestra provincia”.