Tres condenados por extorsión

CASO ZILLE: LA JUSTICIA NO DIO POR PROBADO QUE HUBO SECUESTRO

La Justicia neuquina no dio por probado el secuestro del hijo del empresario Zille. Sí que hubo extorsión por lo que condenaron a tres de los cuatro imputados. Uno fue absuelto.
La Justicia de Neuquén dictó sentencia el lunes, sobre el resonante caso del supuesto secuestro extorsivo de Ariel Zille, hijo de un reconocido empresario oriundo de 25 de Mayo. El Tribunal Oral Federal de la capital neuquina no dio por probado el secuestro, sin embargo sí aceptó que tres de los cuatro imputados participaron de un hecho extorsivo por lo que los condenó.
Los hechos investigados ocurrieron entre el 11 y el 13 de diciembre de 2008. El empresario pampeano pagó un rescate de 1.000.000 de pesos y 150.000 dólares.
Según publicó el diario Río Negro, los jueces del TOF Alejandro Silva, presidente, Richar Gallego y Mariano Lozano, no dieron por probado el secuestro del citado, pero sí calificaron el hecho como extorsión. El punto central del fallo respecto de la acusación estuvo en que si bien los jueces dieron por real el hecho, no hallaron los elementos suficientes para calificarlo como secuestro, que tiene previsto en el código penal una pena de hasta 15 años.

El caso.
Ariel Zille es hijo de un empresario del rubro petrolero de 25 de Mayo, La Pampa, quien dijo que con engaños fue invitado a la casa de Alemanni, en Catriel, donde éste y el resto de los imputados lo redujeron y lo trajeron a Neuquén en un automóvil. A partir de ese momento los acusados se contactaron con el padre de Ariel, Silvio Zille, a quien le comenzaron a exigir dinero a cambio de la liberación de la víctima, circunstancia que se efectuó en un barrio de Neuquén.

El fallo.
Los magistrados determinaron que Alejandro Enrique Alemanni (44 años), amigo de la víctima y considerado su entregador, y Juan Manuel Rosas (35) a quien se le atribuyó ser el autor de los llamados telefónicos para exigir el rescate, fueron condenados a seis años de prisión y al pago de una multa de 80.000 pesos. El primero deberá además presentarse semanalmente en la delegación de la Policía Federal.
Oscar Andrés Monsalve (41) fue condenado a cinco años de cárcel y al pago de una multa de 50.000 pesos. El cuarto imputado, Alfredo Florencio Merillán (36), fue declarado absuelto.
La fiscal María Cristina Beute había pedido 15 años de cárcel para Alemanni y Rosas y 12 para Monsalve y Merillán.
En juicio oral las defensas argumentaron que lejos de tratarse de un secuestro fue un autosecuestro, que acordaron con la víctima con el fin de sacarle dinero a Zille padre. También argumentaron que cuando Zille padre entregó el rescate su hijo ya había sido liberado.
El TOF coincidió en que “no se ha acreditado con el grado de certeza necesario el hecho (el secuestro) enrostrado a los incriminados” como lo propuso la fiscalía, dijeron los jueces en la resolución. Pero sí dieron por probado parcialmente el hecho “prosperando en cuanto a la exigencia intimidatoria que se efectuara a Silvio Zille”.
Para rebatir la tesis del autosecuestro destacaron la actitud de Ariel Zille de aportar los datos sobre dónde lo tuvieron secuestrado, que a la postre permitió dar con los integrantes de la banda. Pero beneficiaron a los acusados con la duda, porque sostuvieron que “no se ha acreditado con el grado de certeza necesario el hecho enrostrado a los incriminados”, concluyó el TOF.