Tres años y seis meses a un abusador

HOMBRE INTENTO VIOLAR A NIÑA CON UNA DISCAPACIDAD EN UN DOMICILIO DEL BARRIO MALVINAS II

(General Pico) – El juez de audiencia Carlos Pellegrino condenó ayer a la pena de tres años y seis meses de prisión a un hombre que en su domicilio del barrio Malvinas II, intentó violar a una niña que padece de un retraso madurativo, y a la cual amenazó con matar a sus padres y a sus sobrinos, si daba a conocer lo sucedido. El hecho fue denunciado por las asistentes sociales que atiende a la víctima y personal docente del colegio primario al que asiste como integrada.
El magistrado dictó sentencia en el marco de un acuerdo de juicio abreviado que presentaron el fiscal sustituto Luciano Rebechi y el defensor oficial Guillermo Constantino, quienes acordaron que se juzgara al imputado, Diego Andrés Ferreyra (29), por abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa y amenazas coactivas en concurso real, y que se le impusiera una pena de tres años y seis meses de prisión de efectivo cumplimiento.
Pellegrino, tras evaluar los términos del acuerdo, y luego de considerar que tanto la pretensión punitiva como la calificación legal de los hechos eran las correctas, impuso al hombre la condena solicitada por las partes.

Intento de violación.
En el fallo se indica que el 5 de mayo de este año, una psicóloga del Equipo Técnico de Admisión de la Subsecretaria Política Social de la Zona Norte, informó que el día anterior personal de la Comisaría Cuarta les hizo entrega de una niña de 12 años, que era entregada para el cuidado, ya que en principio se habría fugado de su hogar.
Al ser entrevistada la niña refirió que días atrás, a la salida de un kiosco que está junto a su domicilio en el barrio Malvinas II, fue interceptada por Ferreyra, quien la tomó de la mano y la llevó hasta el interior de su domicilio donde en una de las habitaciones la sentó en una silla, le tapó la boca con una cinta negra, le quitó la ropa, le tocó sus partes íntimas e intentó violarla. Luego la niña logró escaparse por la ventana, se fue a su domicilio y se encerró en su habitación. La víctima de este hecho no le dijo nada sobre lo sucedido a sus padres, por temor a que el abusador cumpliera con las amenazas proferidas y tomara represalias contra ellos.
Las partes que intervinieron en la causa, llegaron a un acuerdo de juicio abreviado que fue presentado en la Audiencia de Visu que se realizó la semana anterior, para lo cual no tuvieron oposición del padre de la víctima. Además pusieron en conocimiento del acuerdo al asesor de menores, Fabián Allara.

Declaración e informes.
Además de la confesión del imputado, que es necesaria para que la causa se resuelva por medio del procedimiento judicial elegido por las partes, se sumaron distintas pruebas como la denuncia que radicó en Comisaría Tercera personal de la Subsecretaria Política Social de la Delegación Zona Norte, y el informe médico forense del que surge que la niña no presentaba signos de haber sufrido violencia sexual.
En sede de fiscalía también se le tomó declaración al padre de la menor y a la asistente social de la Escuela Especial 1, que intercede en el colegio primario al que asiste la niña de manera integrada, puesto que padece de una discapacidad moderada.
También se incorporó a la causa el informe de la psicóloga que entrevistó a la menor en Cámara Gesell, donde declaró que se había fugado del hogar, porque un hombre, la asustaba con matar a sus padres si no se iba del barrio.
También brindó detalles a través de esta instancia de interrogación, sobre el abuso del que fue víctima, a la vez que identificó al hombre que la sometió, como un vecino del barrio, que vive debajo del departamento de su familia. En el informe que realizó la psicóloga que entrevistó a la víctima del hecho investigado, describió que observó en su relato cierta dificultad para localizar los hechos en el tiempo, y concluyó que el relato de la menor resultó “creíble desde el punto de vista técnico”.