Un bache causó dos vuelcos

(General Acha) – En una semana se produjeron dos vuelcos en la ruta nacional 143, a la altura del kilómetro 28. Ambos siniestros viales fueron ocasionados porque los conductores realizaron una maniobra brusca, a los fines de esquivar un bache de importante dimensiones que se encuentra sobre la cinta asfáltica.
Fuentes consultadas por esta corresponsalía informaron que en los accidentes de tránsito, de milagro, no hubo que lamentar víctimas fatales. No obstante, se trata de un tema que debe ser solucionado de manera urgente por parte de las autoridades nacionales competentes.

Vuelco I.
El miércoles aproximadamente a las 18, la conductora de un Fiat Palio Adventure intentó evitar el bache, perdió el control del vehículo y volcó en el tramo que va desde el cruce denominado “El Carancho” y la localidad de Chacharramendi, al oeste de General Acha.
La mujer (37) que se dirigía desde Cipolletti hasta General Pico, lo hacía en compañía de una adolescente de 18 años, y dos menores de 8 y 6 años. Como consecuencia del fuerte impacto que tuvo el vehículo, los niños sufrieron lesiones. En el caso puntual del niño de 6 años se trataron de heridas de carácter graves, debido a que sufrió fractura expuesta de tibia y peroné, así que tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital Padre Buodo.

Vuelco II.
Por otra parte, cabe recordar que hace una semana se registró un grave siniestro vial en el kilómetro 28 de ruta nacional 143, a raíz del cual tres personas sufrieron lesiones leves. El Ford Focus en el que iban volcó luego que su conductor perdió el control tras la maniobra que habría hecho para esquivar el mismo bache. Después del vuelco, el vehículo se incendió por completo.
Afortunadamente Luis Fernando Suárez, quien iba acompañado por dos jóvenes que había alzado en la ruta porque hacían dedo, solo sufrieron lesiones leves, debido a que sus tres ocupantes pudieron salir a tiempo.
Tras el vuelco producido como consecuencia del mal estado de la ruta nacional 143, en el tramo comprendido entre el cruce denominado “El Carancho” y la localidad de Chacharramendi, varias personas de la zona expresaron su malestar en las redes sociales porque aseguran que deben transitar por allí de manera frecuente.
Otros se quejaron ante esta agencia porque sostienen que hace bastante que existen baches y roturas en la cinta asfáltica, pero ninguna de las autoridades nacionales con competencia en el tema se han ocupado, para proyectar su reparación.
Productores, comerciantes y los propios vecinos de los pueblos de Chacharramedi, La Reforma, Limay Mahuida y Colonia 25 de Mayo, deben transitar por ese tramo de la ruta nacional 143, y ya comenzaron a renegar por los pozos y baches del asfalto. En algunos casos, como consecuencia de su mal estado, los vehículos han resultado con daños. De milagro, aún no se ha tenido que lamentar víctimas fatales.

Accidente en la ruta 152
Otro vuelco se produjo en la ruta nacional 152, a la altura del kilómetro 39, también al oeste de esta localidad. Como consecuencia de un roce que se habría registrado entre dos vehículos que circulaban en sentido contrario, el conductor de un Ford Focus perdió el control y finalizó en la banquina del frente. Detuvo su marcha después de impactar contra unos árboles que había en el lugar.
A raíz del fuerte impacto la mujer que acompañaba a su esposo sufrió fractura de maxilar, debido a que al momento del siniestro no llevaba el cinturón de seguridad colocado. En tanto que el menor que iba detrás, no habría sufrido heridas de consideración, informaron fuentes extraoficiales.
El accidente se registró alrededor de las 8, y los ocupantes que iban en el otro vehículo no habrían padecido lesiones. Los ocupantes del Focus fueron trasladados de urgencia al hospital de esta ciudad, donde recibieron la atención correspondiente.
En el lugar se constituyó personal de la División Criminalística, dependiente de la Unidad Regional 3, y desarrolló las pericias de rigor. Posteriormente, también lo hizo el fiscal sustituto José Luis Coito, y el fiscal adjunto Francisco Cuenca.
Ambos vehículos fueron secuestrados y permanecen depositados a disposición de la fiscalía que ya tomó intervención en la causa iniciada por supuestas lesiones graves en accidente de tránsito. Los conductores de ambos autos no son de La Pampa.