Un camión quedó encajado en el alteo de la ruta nacional 35

ACCIDENTE TRAS HABILITAR EL TRANSITO

Un camión se encajó a las pocas horas que se habilitó el alteo de la ruta nacional 35 entre Eduardo Castex y Winifreda. Después de varias horas, ayer finalmente quedó nuevamente restablecido el tránsito.
La habilitación del alteo de la ruta nacional 35 entre Eduardo Castex y Winifreda tuvo sus contratiempos, porque a las ocho horas que se habilitó la circulación del tránsito quedó encajado un camión y la policial tuvo que suspender el paso durante varias horas.
“El problema ocurrió en la unión del alteo con el asfalto -en el extremo norte- porque quizás faltó compactación, pero el resto del alteo está en óptimas condiciones porque el camión atravesó todo el alteo y se encajó en el último tramo”, explicó ayer una fuente consultada por esta corresponsalía.
Este corte de la ruta se extendió durante más de cinco meses. La Dirección Nacional de Vialidad (DNV) inicialmente demoró la licitación, después comenzó a trabajar la UTE Lo Bruno Construcción – Arvial SA y rápidamente desafectaron a las empresas. “No estuvieron a la altura de las circunstancia”, dijo el administrador general de la DNV, Javier Iguacel.
Finalmente, el Distrito 21 de la DNV se hizo cargo de los trabajos, con operarios y maquinarias de la repartición. La situación provocó enormes inconvenientes de comunicación, pero también económicos y laborales. La recesión económica que provocó en Eduardo Castex, trajo aparejada la pérdida de fuentes laborales.
El jueves, aproximadamente a las 17, los concejales del Frepam y referentes macristas locales concurrieron hasta la zona donde se construyó el alteo para supervisar y habilitar la circulación en el tramo de 770 metros. Avisaron solamente a algunos medios periodísticos locales. Y la información rápidamente se viralizó, demostrando la importancia -y necesidad- de tener en condiciones está vía de circulación terrestre.
Pocas horas después se produjo nuevamente el corte de tránsito en la ruta nacional 35. Un camión se encajó -aproximadamente a la 1 de ayer- y la policía tuvo que clausurar el tramo. El camión fue retirado ayer a media mañana y el tránsito quedó nuevamente rehabilitado aproximadamente a las 11.

¿Casualidad o causalidad?
El proyecto inicial de la DNV era construir un alteo más angosto y sin las medidas de seguridad laterales. Esto fue observado por el ingeniero Miguel Alderete, de la UTE que construye la Travesía Urbana de Eduardo Castex, y desde la DNV resolvieron que estas empresas abandonen los trabajos iniciados para rellenar el sector inundado. Así se resolvió que
la obra se ejecutaría con operarios y maquinaria de la DNV.
En una reciente visita al alteo el administrador general de DNV, Javier Iguacel, reconoció
-indirectamente- las molestias que provocaron las declaraciones de Alderete en las esferas gubernamentales.
“No estuvieron a las alturas de las circunstancias”, dijo cuando se refirió a los contratiempos de la obra. Y respondió una consulta del intendente Julio González enviando un mensaje a las empresas “no te preocupes porque esa obra (de Travesía Urbana) la inauguramos en marzo, con esa empresa o con otra empresa la obra se terminará”.
Alderete había asegurado que el proyecto como estaba programado inicialmente “no será una obra segura. Desde la empresa nos presentamos para cambiar un poco los alcances y la responsabilidad de lo que pude pasar cuando la obra esté entregada o se abra al tránsito. Son
las observaciones que hicimos, pero VN quiere la obra así”, reveló en esa polémica entrevista Alderete.
“Cuando se termine y habilite la obra circulen con máxima precaución, porque la veo poco segura al tránsito, porque hay humedad lateral y humedad que asciende por debajo del alteo, por capilaridad ascenderá agua y estará siempre húmedo”, había opinado el técnico.