Un camión se encajó en la ruta 35

EL INTENDENTE GONZALEZ SE QUEJO POR LA FALTA DE SOLUCIONES DE VIALIDAD NACIONAL

(Eduardo Castex) – El viernes se produjo otra jornada traumática para los conductores que circularon por la ruta nacional 35 entre Eduardo Castex y Winifreda. Durante la madrugada en el alteo se quedaron encajados “un camión y dos o tres autos”, que provocaron el corte del tránsito hasta después de las 9; la situación provocó que los conductores deban recurrir nuevamente al camino alternativo, pero también se anegó porque un transportista volcó un acoplado en la denominada “Curva de la escuela”.
El tramo de la ruta nacional 35 entre Eduardo Castex y Winifreda permaneció cortado durante más de cinco meses porque se inundó un tramo de 700 metros. Ahora las lluvias continúan generando trastornos y cortes para los automovilistas. La inacción de la Dirección Nacional de
Vialidad (DNV) provocó múltiples perjuicios sociales y económicos en la región. Ayer la situación provocó rápidamente indignación en las redes sociales y hasta el intendente Julio González dejó de lado los formalismos institucionales. “La verdad es no sé cómo graficar o definir este tema del alteo de la ruta nacional 35, esto escapa a cualquier adjetivación. Necesitamos que esté funcionando, apelamos a la DNV para que haga los esfuerzos necesarios para que esa vía no se corte bajo ningún concepto”, expresó -evidentemente molesto- el jefe comunal castense.

Vialidad Nacional.
El intendente local Julio González se quejó porque la DNV no brinda información oficial cuando ocurren inconvenientes en el alteo de la ruta nacional 35; esto provoca que automovilistas, medios de comunicación y vecinos trasladen sus consultas al municipio castense, y no pueden brindar “respuestas fehacientes y/o oficiales”.
El jefe comunal relató que ayer -aproximadamente a las 9- el subcomisario Marcelo Cortes le transmitió que se había restablecido la circulación solamente para tránsito liviano, transporte público de pasajeros, ambulancias y móviles policiales. “Acá lamentablemente no tenemos
información oficial ni nosotros, ni la policía, ni los medios de comunicación. La información que podemos brindar es porque enviamos gente del municipio hasta esa zona (del alteo), porque nos llaman desde los medios de comunicación de Santa Rosa pero no tenemos notificaciones
oficiales”, admitió.
“Nosotros no tenemos porque recibir información oficial, pero si sería bueno que los medios de comunicación puedan tener esa información para avisar a la ciudadanía en qué condiciones está la ruta, si se puede transitar y si está cortada durante cuánto tiempo permanecerá cortada”,
narró.
Además se quejó porque en estas condiciones desde la DNV “nos dejan involucrados en una situación donde la responsabilidad la tiene el organismo nacional”.
-González ¿transmitirán formalmente esta inquietud a las autoridades del Distrito 21 de la DNV?
-Sí. Porque sería apropiado que cuando se generan estos hechos desde Vialidad informen oficialmente para que la población sepa oficialmente la situación. Esta es una apreciación constructiva porque la DNV es la encargada de la ruta, del alteo y de brindar la información precisa.

Camino alternativo intransitable
El corte de la ruta nacional 35 provocó que los conductores nuevamente utilicen el camino alternativo, pero las últimas lluvias desmejoraron las condiciones de transitabilidad. Un camionero volcó un acoplado en el sector de la denominada “curva de la escuela”y esto provocó grandes dificultades. Productores con tractores y personal de la comuna castense
asistieron al conductor, para poner nuevamente “en pie” el acoplado.
“Hubo un inconveniente donde un tránsito pesado que está en vías de solucionarse, pero el camino no está apto para el tránsito por las lluvias y hasta que se acomode y se pueda trabajar en el sector donde se produjo el hundimiento por este camión encajado”, reconoció González.
El intendente también afirmó “el camino alternativo son 15 kilómetros para mantener y el alteo son 800 metros. Nosotros lo habilitamos con la férrea convicción y voluntad para dar una solución y una herramienta alternativa a los vecinos y pampeanos que tenían que circular por esa zona. Hubo momentos donde el camino no estuvo en condiciones por las lluvias y después todo el tránsito que soportó fue incesante durante más de cinco meses, y tenemos que apelar al sentido común, porque es una calle de tierra”.