Un condenado por amenazas

El juez de audiencia Marcelo Pagano condenó días atrás a un plomero mendocino domiciliado en esta ciudad, a la pena de seis meses de prisión en suspenso por hostigar y amenazar de muerte a la mujer con la que mantuvo una relación de pareja.
El magistrado, en el marco de un acuerdo de juicio abreviado convenido por la fiscal Ana Laura Ruffini y el defensor Alejandro Caram, resolvió condenar a un hombre (49) por el delito de amenazas simples reiteradas. Además le impuso distintas reglas de conducta que deberá cumplir por dos años.
Las partes intervinientes en el proceso, convinieron que sin poder precisar fecha exacta y lugar, debido a la continuidad de los episodios en el tiempo, el imputado amenazó de muerte en forma reiterada a su cónyuge y madre de sus tres hijos menores de edad, de la que se encuentra separado. Durante los cuatro años que duró la convivencia ejerció constantes maltratos psicológicos, humillaciones, ofensas, insultos, violencia económica y otras amenazas como “sacarle a los niños” o a ella de la casa.