Un día muy especial en Arbol Solo

JORNADA SOLIDARIA EN LA ESCUELITA DE ESA LOCALIDAD

El sábado fue un verdadero día de fiesta en Arbol Solo, donde 20 niños recibieron juguetes, libros, disfrutaron de la presencia de payasos, sumando también el espectáculo de Malabaryarte.
Pablo Palacios, profesor de educación física, hace cinco años que lleva donaciones a la escuela de Arbol Solo. “Comencé de casualidad”, dijo y añadió que “me comentaron de la escuelita, me invitaron a ir a conocerla y se me dio por juntar donaciones. Arranqué solo en el gimnasio donde trabajo, con ayuda de la gente que va a entrenar ahí que aportaba sus donaciones”.
El sábado, a las siete de la mañana, salieron ocho camionetas cargadas de regalos y personas para ir a disfrutar de la jornada y acompañar a los chicos y docentes que están en la escuela.
“Son todas personas particulares las que me ayudan”, aseguró Palacios y comentó que “últimamente el Club Estudiantes me puso a disposición equipos de gimnasia y demás, pero esta vez no los llamé. La idea esta vez fue festejar el Día del Niño, así que les llevamos muchos juguetes. Hay cosas nuevas, y estuve juntando dinero para llevar inflables, van los chicos de Malabaryarte y también alquilamos disfraces. Van a ir los bomberos de Santa Isabel y un grupo de danzas. La Cooperativa donó para esta ocasión, aunque la idea es que sea solidario, no quiero que sea a nombre de nadie, no quiero que se haga propagandas de gremios, ni nada”.

El lugar.
La escuela está ubicada a 220 kilómetros al oeste de la ciudad capital y cuenta con un total de 18 a 20 alumnos. En su mayoría hay niños de cuatro a 12 años, hijos de puesteros o de gente que trabaja y vive en la zona. “El acceso al lugar es algo complicado”, comentó Palacios. Un pedido importante y necesario para el fácil acceso al lugar sería que se mejore la calidad de la calle, que tiene 70 kilómetros y es prácticamente puro guadal: “Si no vas en una camioneta se complica llegar”, aseguró el hombre que consiguió llevar las donaciones en ocho camionetas.
“En auto no llegás, es imposible. Sólo camioneta. Incluso el jueves me avisaron que ‘encare fuerte’ porque sino me quedaba en el camino”.
Palacios comentó también que “la escuela necesita mantenimiento, pero de a poco le van haciendo cosas” y en cuanto a la vida de los chicos en el lugar dijo que “están re bien, se sienten contenidos. Los maestros cumplen la función de educadores, padres, todo. Son fenomenales”. Es más, los mismos maestros los buscan y llevan a sus casas. Finalmente Palacios manifestó que “son 20 nenes que sólo tienen esa escuela y sin la escuela no tienen nada”.

Una colecta solidaria
Alumnos de 2 “I” del turno mañana del Colegio Secundario 9 de Julio, a través del Proyecto Solidario, están ayudando a la “Fundación Vida para la Ciudad” con alimentos y ropa. Por tal motivo están llevando a cabo una Colecta Solidaria en “dos partes”, una dentro del establecimiento educativo, y otra fuera del mismo para involucrar a la sociedad. Según lo informado por el establecimiento “esta última se hará el día sábado 3 de septiembre en el horario de las 10 de la mañana en dos lugares, que serán plaza San Martín y Supermercado La Anónima (Ameghino 1250). La colecta es de indumentaria de todo tipo y color (se ruega que esté en buen estado y limpia) y también alimentos no perecederos”.
“La Fundación, que se encuentra en el barrio Obreros de la Construcción, se creó hace tres años, y trabaja los sábados ofreciendo la merienda alrededor de 30 niños y 40 adolescentes, de entre uno a 14 años. Además, los domingos les brinda el almuerzo a casi 50 chicos. Las personas que colaboran en ésta son aproximadamente 40, que rotan en grupos de trabajo de a 10. Para culminar con nuestro proyecto disfrutaremos de una jornada recreativa con los chicos”, manifestaron.

Compartir