Un tornado pasó por Trenque Lauquen

HUBO DESTROZOS POR VIENTO Y GRANIZO

La cola de un tornado pasó por el distrito de Trenque Lauquen, en el noroeste bonaerense, y arrancó árboles, techos, postes y hasta un surtidor de combustible de una estación se servicio, informó Defensa Civil de ese partido. El fenómeno se produjo en el atardecer del sábado 31 de diciembre, en la previa a los festejos por la llegada del año nuevo.
Nicolás de Paulo, coordinador de Defensa Civil de Trenque Lauquen, explicó a la agencia de noticias Télam que “se trató de la cola de un tornado que comenzó en la intersección de las rutas 5 y 33 y cruzó la ciudad, provocando destrozos de techos, tinglados y arrancó árboles de raíz”.
“Eran torbellinos de viento, remolinos que giraban y a su paso dieron vuelta un acoplado que estaba estacionado y arrancó de cuajo un surtidor de combustible de la estación de servicio de El Cruce”, detalló De Paulo, quien además expresó que “habíamos recibido el alerta de tormentas y granizo pero no imaginábamos algo así” como la cola de tornado que cruzó la ciudad.

Lluvia y granizo.
La lluvia fue de 24 milímetros, y cayó en su mayoría en pocos minutos, aunque luego del chaparrón más importante hubo otros intermitentes. Pero lo más notorio fue el granizo, que en unos minutos y con piedras realmente grandes, algunas mayores a pelotas de golf, destrozó muchísimas propiedades, desde autos hasta ventanas, canaletas y lonas, llegando incluso a golpear fuertemente a más de uno al que encontró sin techo.
Los daños mayores, según ubicó el diario La Opinión de esa ciudad, se pueden ejemplificar con las varias plantas de grandes dimensiones que se encontraron arrancadas por el viento; el techo del salón del club Monumental donde comen los jugadores de fútbol que se voló luego de separarse en dos partes, llegando una a moverse unos 70 metros.

Surtidor.
También una casa ubicada en la esquina de Chaumeil y Scalesse cuyo techo se desprendió completamente de las paredes; varias chapas que se desprendieron de otros techos; un acoplado que volcó el viento y una serie de destrozos que se completa con ramas desparramadas, plantas caídas y muchos cables que quedaron colgando en la vía pública, además de galpones, carteles y silos muy dañados.