Un detenido por el robo a una casa de E. Martini

En un rápido despliegue policial, personal de la subcomisaría de Embajador Martini logró esclarecer el robo a una vivienda del medio, propiedad de Hernán Muchiut. A partir de un operativo cerrojo, el hombre (de unos 30 años) fue detenido en el puesto caminero de Padre Buodo y se recuperó parte de los elementos sustraídos en el hecho.
La información la confirmó la subcomisaria Laura Sotto a cargo de la dependencia policial de Embajador Martini, quien explicó que a partir de la pesquisa realizada, se logró detener al autor del robo al matrimonio Muchiut ocurrido en horas de la madrugada del domingo.
Sotto indicó que se pudo establecer que el responsable del ilícito era un muchacho de unos 30 años de la ciudad de Córdoba que estaba de paso por la localidad. “Tras cometer el hecho, se ocultó en un garaje que está ubicado sobre un terreno en el fondo de la vivienda robada, sin saber que ese lugar también era propiedad de la familia perjudicada en el robo”.
Ante el movimiento policial, levantando huellas y rastros en las inmediaciones, el hombre se dio a la fuga, dejando en el interior de ese garaje, parte del botín: una netbook y prendas de vestir que le había robado a la pareja.

Datos y detención.
A partir de algunos datos aportados por vecinos sobre la presencia de una persona foránea en actitud sospechosa, el personal uniformado parerense se comunicó con otras dependencias policiales de la provincia, aportando datos del supuesto autor, y se estableció un operativo cerrojo. De esta manera se pudo aprehender al sospechoso.
En la tarde del lunes, alrededor de las 17.15 en el puesto caminero de Padre Buodo se interceptó a un conductor que había levantado al sujeto, que estaba haciendo dedo en la ruta, e inmediatamente quedó detenido a disposición de la Fiscalía de General Acha. En tanto en la mañana de ayer fue trasladado a los tribunales piquenses para brindar declaración indagatoria.
La subcomisaria Sotto explicó que el hecho quedó esclarecido y ahora falta establecer el destino del dinero en efectivo (unos 7 mil pesos en efectivo) y de otros elementos robados como un reproductor de DVD y una cámara fotográfica.