Un hombre fue sobreseído pero lo siguen citando

(General Pico) – Un abogado local presentó un pedido de hábeas corpus porque su cliente, un vecino de esta ciudad identificado como Faustino Cisneros, fue sobreseído por la Justicia y llamativamente a los pocos días de emitida esa resolución fue citado para que se le tomen sus huellas dactilares sin un fundamento explícito.
El letrado Julio Ballari manifestó ayer que el caso de Cisneros tuvo mucha repercusión en los medios de comunicación ya que además de ser una persona conocida por su militancia política en el PJ el hecho por el cual fue investigado estaba vinculado con una institución que vendió terrenos para la construcción de viviendas. Pero recalcó que si la decisión de la fiscalía, a cargo de Ivana Hernández, fue finalmente pedir el sobreseimiento no entendían la solicitud recibida días atrás para que su cliente realizara una ficha dactilográfica.
El abogado manifestó a LA ARENA que en el transcurso del proceso judicial habían remarcado desde la defensa que la “presunta estafa” no era tal y que el caso era en realidad una “cuestión civil”. Además, según Ballari se elevaron diferentes actuaciones al Superior Tribunal con relación a la forma de proceder del Ministerio Público Fiscal.
El letrado afirmó que lo ocurrido durante la semana pasada es una contradicción importante. Considerando que, sin dar a conocer el motivo, personal policial acercó a Cisneros una citación para que se presente en la comisaría y le sean tomadas sus huellas dactilares. A pesar de que al finalizar el proceso judicial y dar el sobreseimiento el caso de su cliente ya estaba cerrado. Como respuesta Ballari elevó un Hábeas Corpus ante el Juzgado Civil 2 y cuestionó la forma de actuar de la funcionaria judicial.

Causa 2013.
El caso por el cual fue sobreseído Cisneros corresponde con una operatoria de Mutual Azul, entidad en la cual se desempeñaba, y el reclamo de una mujer que denunció una supuesta estafa.
La vecina afirmó que compró en el 2006 un inmueble a esa institución, el cual pagó, pero esa propiedad también fue vendida a otra persona. La situación fue advertida por la denunciante cuando tiempo después quiso escriturar el terreno. Además el hecho tenía como antecedente negativo que años atrás varias personas habían reclamado porque realizaron transacciones comerciales similares y no había terrenos suficientes por lo cual luego de un litigio los particulares lograron la devolución de su dinero.
La formalización de la investigación por esa causa puntual, a cargo de la fiscal Ivana Hernández, se realizó en febrero del pasado año. Sin embargo, con el avance del proceso la Justicia sobreseyó a Cisneros en el presente mes.