Un joven apuñalado por su padre

EN GENERAL PICO

Un joven de unos 28 años resultó con un corte en la espalda, en la noche del martes, luego que su padre le clavara un cuchillo en la espalda. Personal de la Comisaría Primera confirmó el hecho y también que no se radicó una denuncia por parte del herido.
El hombre ingresó con un puntazo a la altura del omóplato izquierdo en la guardia del Hospital Gobernador Centeno, cerca de las 20.30 del martes. Por el tipo de lesión desde el centro médico se dio aviso a la policía y como el domicilio del joven es en calle 4 y 107 bis intervino de oficio la Comisaría Primera.
Según determinaron los profesionales de la salud se trató de una lesión leve, ya que el corte no causó una herida de gravedad, y a las 22 el muchacho se retiró del hospital. En la madrugada de ayer el herido volvió al centro médico, indicó una fuente policial, y fue trasladado por una ambulancia del Servicio de Emergencias Médicas (SEM) porque se sentía descompuesto.
Pese a que el hombre no quiso radicar la denuncia, y se mostró renuente a aportar datos sobre lo ocurrido, la policía pudo determinar que fue apuñalado en su domicilio del barrio José Ignacio Rucci esa noche cuando estaba con su familia. Presuntamente antes de participar de un asado, el joven discutió con su padre y éste fue quien lo agredió con un cuchillo. Sin embargo, el motivo de la pelea se desconoce. El herido tiene frondosos antecedentes, pero su padre no posee causas por delitos.

Demorado con drogas.
Otro hecho policial ocurrido el martes, se registró en la jurisdicción de la Comisaría Tercera. Un hombre de 30 años fue encontrado durmiendo en un zanjón y se comprobó que portaba un arma de fuego y dos envoltorios con marihuana y cocaína.
Cerca de las 9, los agentes acudieron a la calle 302 y 311 porque había un joven durmiendo dentro de un desagüe. El muchacho estaba con un aparente estado de ebriedad y fue trasladado hasta la sede policial de esa jurisdicción.
Desde la Comisaría Tercera confirmaron que el desconocido fue identificado y se constató que se trataba de una persona con importantes antecedentes penales. Además, al momento de ser hallado por los agentes llevaba un arma de fuego, de la cual no tenía ningún tipo de documentación de propiedad y tampoco un permiso de portación. También tenía los dos paquetes con sustancias ilegales.
El contenido de los dos envoltorios fue analizado por la División de Toxicomanía de la Unidad Regional II constatando que se trataba de marihuana y cocaína.
El hombre permaneció demorado en la sede policial y luego fue liberado a disposición de la fiscalía por la portación del arma y del Juzgado Federal por la tenencia de drogas.