“Una época de definiciones para la patria”

El intendente Hugo Kenny propuso públicamente modificar la ley de coparticipación provincial para que los municipios “no estemos tan expuestos a los cambios económicos que la naturaleza puede ocasionar”.
Por cuestiones climáticas, el gobierno provincial realizó ayer el acto central del 207 aniversario de la Revolución de Mayo en el salón de usos múltiples del Instituto Superior San Juan Bosco de Victorica. Allí se escucharon dos altisonantes discursos.
El intendente Hugo Kenny, propuso “un trabajo conjunto” entre los que tienen responsabilidades políticas para modificar la actual ley de coparticipación provincial. Mientras que el vicegobernador Mariano Fernández, llamó “a la unidad nacional” y criticó las políticas económicas nacionales “que perjudican a los que menos tienen”.
La lluvia obligó a suspender el desfile cívico-militar por las calles del pueblo y a trasladar el resto de los festejos de la fecha patria al mencionado espacio educativo, donde se celebró la misa y Tedeum.
La comitiva oficial estuvo encabezada por Mariano Fernández, ante la ausencia del gobernador Carlos Verna, quien se encuentra en una misión comercial en Dubai. También estuvieron presentes el secretario de Asuntos Municipales, Rodolfo Calvo; el Ministro de Hacienda, Ernesto Franco; el diputado Ariel Rauschenberger; el jefe de la policía pampeana, Roberto Ayala, autoridades del Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda, del Superior Tribunal de Justicia, legisladores nacionales y autoridades municipales encabezadas por Hugo Kenny.

Kenny.
Kenny dio la bienvenida al vicegobernador, demás autoridades de los distintos poderes del Estado y les deseó una feliz estadía a pesar del tiempo. “Nuestra localidad se ha preparado para recibirlos a todos ustedes. Agradecemos a los que intervinieron para que estemos todos juntos en el primer pueblo de La Pampa festejando estos 207 años transcurridos desde aquella Revolución de Mayo de 1810, que fue el origen de nuestro primer gobierno patrio”, expresó el mandatario comunal, quien hizo extensivo el agradecimiento “a todos los que trabajaron en la organización” de este acontecimiento “tan sentido”.
Manifestó la necesidad “de sostener el recuerdo de aquellos patriotas que fueron artífices necesarios del inicio de la liberación de España, por eso esta fecha patria como la del 9 de julio nunca deben dejarse de conmemorar con alegría y dedicación, como si fuese nuestro propio cumpleaños o fechas sentidas en nuestros corazones”.
A su juicio, “deberíamos seguir el ejemplo de esos hombres y mujeres y hasta emularlos, pero no para generar nuevas revoluciones sino para que apliquemos permanentemente en nuestras tareas y responsabilidades diarias la bondad, honestidad y otras virtudes que nuestros patriotas tenían”.
Luego, propuso “un trabajo conjunto entre todos los que tenemos la responsabilidad de tomar decisiones para la vida de los demás y fundado sobre las bases del diálogo y el consenso que permitan modificar algunos aspectos de las normas que regulan la distribución de los fondos coparticipables dentro del ámbito provincial”.
Además justificó esa propuesta al afirma que “las desactualizaciones que introduce la modernidad se suman lamentablemente las contingencias climáticas que nos hacen pasar del fuego a la inundación y en poco tiempo quizás a la sequía, situaciones que van castigando la economía de los pampeanos en mayor o en menor medida y por lo tanto también la de nuestros gobiernos provincial y municipales”.
Y agregó: “Quizás sea momento de empezar a incorporarle a nuestras leyes algunos principios como el de la solidaridad, equidad, gradualidad y otros que permitan que los Estados no estemos tan expuestos a los cambios económicos que la naturaleza puede ocasionar”.
También pidió “que se limiten las intervenciones que puedan generar las picardías de algunos, que disfrazando la confianza que brindan los números puedan ocasionar desequilibrios en los presupuestos económicos”. A este desafío de generar cambios “también se enfrentaban aquellos visionarios de 1810. Lo que hagamos lo debemos encarar todos juntos y con la convicción de hacer el bien a los demás”, cerró.

Fernandez.
El vicegobernador Fernández destacó que el 25 de Mayo “es una fecha emblemática en Argentina”, porque representa “la gesta patriótica que engendró un nuevo país” y “es símbolo de una revolución, de un cambio, de una nueva concepción política al servicio del pueblo”.
Han pasado 207 años y el pueblo argentino “continúa en su afán de conseguir el respeto por sus decisiones y el compromiso de sus dirigentes por alcanzar una patria justa, libre y soberana. Aquella Revolución de Mayo pretendía una vida mejor para el pueblo argentino, una distribución más equitativa para los más humildes, pero las circunstancias y los intereses de sectores minoritarios llevaron a que unos pocos se quedaran con las mayores riquezas mientras que los más debían esperar un derrame que nunca llegó”.
Y continuó “como en aquel entonces, hoy hay hombres que priorizan sus intereses por sobre los del pueblo, hubo quienes defendieron intereses españoles igual que hoy defienden intereses foráneos por sobre el bienestar nacional pretendiendo influir en la opinión pública a través de medios de comunicación o mentiras bien orquestadas que muestran las supuestas bondades de otras potencias, cuando solo pretenden conquistar territorios para subordinarlos a sus intereses”, comparó.
“Estamos en una época de definiciones para la patria que queremos. Debemos optar entre políticas que prioricen el bienestar general o el beneficio para unos pocos, que siempre especularon con el trabajo de otros para enriquecerse sin pensar en los que menos tienen. Desconocer el pasado es arriesgarse a repetir los errores y ese es un pecado que no podemos cometer”, continuó.
También llamó a “no propiciar la división entre los argentinos” y señaló que “las circunstancias y el momento histórico puede influenciar en hombres y mujeres para impulsar un cambio en el país, que puede ser perjudicial cuando no se dice realmente cuáles son los objetivos del gobierno y se engaña perversamente ocultando las verdaderas intenciones para desviar el voto del pueblo”.
La historia argentina “es un pasado en el que debemos abrevar para alcanzar la unidad nacional” y en esta nueva conmemoración de la Revolución de Mayo, “es necesario pensar en las necesidades de todos los argentinos y actuar para que el pueblo se sienta mejor antes de aplicar políticas económicas que perjudiquen a los que menos tienen. La escarapela que todos llevamos al lado del corazón es un compromiso con la Patria y con la sociedad”, finalizó.

El acto por el 25, en el Concejo.
La Municipalidad de Santa Rosa conmemoró el 207 aniversario del Día de la Patria. En la fría mañana de jueves, las autoridades arribaron al municipio y participaron del tradicional Tedeum, en la iglesia Catedral.
Posteriormente, la celebración se trasladó al hall del Concejo Deliberante. El intendente no estuvo presente, acusando “una fuerte gripe” y en su lugar, estuvo el viceintendente, Jorge Domínguez; por el gobierno provincial participó el ministro de Gobierno y Justicia, Pablo Daniel Bensusan; el diputado provincial radical Martín Berhongaray; el rector de la UNLPam, Sergio Baudino y demás autoridades municipales, policiales y militares, además de escolares.
El trío musical Los Caldenes acompañó el canto del Himno Nacional y la única oradora fue la directora municipal de Cultura, Cecynés Peralta. Rescató la importancia de la libertad como pueblo, del libre pensamiento y contemporizó las “ataduras” actuales de la patria, ya no de España, sino de las políticas necesarias para el crecimiento de la Nación.
Seguidamente, dos alumnas de sexto grado la escuela 201, Ariana Juan y Victoria Haim, recitaron a dúo la poesía de Ricardo Nervi, “Mi patria con pájaros”. Por último, el cuerpo estable de danzas folclóricas del municipio santarroseño y alumnos de la escuela “El Chúcaro”, bailaron tres temas musicales para los presentes.

“Una patria de pie”.
Autoridades locales y provinciales, encabezadas por la intendenta María Julia Arrarás y las diputadas Adriana Leher y Lucrecia Barruti, presidieron el acto central desarrollado ayer a la mañana en el teatro Padre Buodo, a los fines de recordar el 207 aniversario de la Revolución de Mayo.
Luego de la entonación del himno nacional, interpretado por la Banda Beato Ceferino Namuncurá, el sacerdote José Luis Defagot dio una oración por medio de la cual bendijo a la ciudad y al país ante la conmemoración de tan importante fecha patria.
Más tarde la edila Adriana Domínguez ofreció un discurso. Hizo una reseña sobre los acontecimientos que concluyeron con la Revolución de Mayo, y afirmó que “el cambio se inicia en cada uno de nosotros”. En ese sentido instó a luchar por una patria en la que haya una vida digna, que sea más justa, y con mayor solidaridad, y acceso al trabajo.
Manifestó que “no queremos una patria arrodillada, sino de pié. Sin violencia, indigencia y corrupción”. Agregó que “debemos hacerlo con responsabilidad, a través de las pequeñas cosas que hacemos cada día”.