Una joven maltratada escapó y pidió ayuda

VIOLENCIA DE GENERO EN EL MALVINAS

Una joven mujer que era maltratada escapó ayer del domicilio en el que estaba cautiva y pidió ayuda a una pareja que pasaba poco antes del mediodía por el barrio Malvinas.
El caso correspondió por jurisdicción a la Comisaría Tercera, pero al tratarse de un delito contra la mujer la causa se derivó a la Unidad Funcional de Género, con la intervención del Ministerio Público Fiscal. Se preservó la identidad de la perjudicada.
La víctima es una joven (21) que tiene familiares en esta ciudad y en otra localidad norteña, pero ahora estaba al cuidado de una familia de General Pico que vive en el barrio Malvinas. En esa zona de la ciudad fue hallada cuando logró escapar del domicilio y pedir ayuda.
La joven aseguró que era retenida en contra de su voluntad, que era sometida con violencia física y no le daban de comer.
El hombre que dio ayuda a la joven, prestó su testimonio al sitio enbocadetodoshd.com.ar y dijo: “Cuando estábamos por subir al auto aparece una chica corriendo, diciendo que ella necesita ayuda que le demos una mano, que necesitaba ir a la casa de una señora, y nos iba a contar cuando lleguemos ahí”.
El hombre y su esposa la llevaron en su automóvil en un recorrido porque la joven no recordaba una dirección exacta, pero dijo que buscaba a una conocida que sería maestra. Hasta que el conductor decidió llamar a un pariente policía.
“Ella nos dijo estaba como cautiva, que la medicaban, que dos o tres veces le habían inyectado cosas, que la ataban a la cama hasta tener las manos moradas. Que le pegaban y no le daban de comer”, contó el hombre.
Y la joven pudo escapar cuando la enviaron a hacer un mandado. También contó que las personas con las que estaba practican ritos Umbanda.
Al parecer la víctima es pariente de una familia Ampudia, apellido vinculado a Sofía Viale. En la actualidad su progenitora vive en Eduardo Castex.

Compartir