“Una testigo los indicó como agresores”

AYALA Y EL CASO DE LOS ESTUDIANTES DETENIDOS EN GENERAL PICO

Roberto Ayala, jefe de Policía, estuvo ayer en General Pico tomando declaración a los efectivos que fueron denunciados por la detención ilegal de dos estudiantes de la UNLPam. “Estuve interiorizándome de esa situación para elevar el informe a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas con respecto al accionar del personal de la Tercera”.
Ayala dio la versión policial de lo ocurrido con los jóvenes: “Fueron demorados y detenidos porque una persona fue herida y una testigo presencial del hecho acusó a estos estudiantes como autores de la agresión”.
“Esto originó la demora y el traslado de ambos a la comisaría para ser puestos a disposición de la Fiscalía”, le explicó Ayala a Radio Noticias.
-Los jóvenes denunciaron que fueron golpeados y que estuvieron incomunicados por 15 horas.
-Eso es materia de investigación y se va a informar a la FIA.
-¿Fue un procedimiento “normal” con tantas horas de incomunicación?
-Fueron detenidas y puestas a disposición del fiscal Campos. Los oficiales dicen que todo fue normal y que fue la testigo la que los indicó (a los estudiantes) como los golpeadores, lo que se está investigando.
-¿Y lo denunciado por los jóvenes?
-Esa denuncia la está investigando el fiscal general Armando Agüero.

“Pregunta innecesaria”.
Se le preguntó al comisario Ayala si la denuncia de los estudiantes de haber recibido golpes por parte de los efectivos, era algo “normal” como procedimiento policial. “La pregunta es innecesaria. El personal es instruido, se le enseña, capacita, para hacer un procedimiento correcto. En este caso puntual había una testigo que indicó a los autores de la agresión y se los trasladó a la comisaría”, respondió.
-¿Y lo de los golpes?
-¿Pretende que le diga que está bien? Es lo que se acusa que se hizo. No, no es algo normal, ni correcto, ni legal. Esto es materia de investigación que hace el fiscal.
-Comisario Ayala, ¿en qué quedó el caso de la estudiante santarroseña que denunció ser abordada por dos efectivos policiales que le preguntaron por su pertenencia política?
-Estoy averiguando, pero no tengo precisiones de que el hecho haya existido. Está investigando la FIA y no he recibido denuncia o una información de quién fue la persona (abordada por los policías) para que me diga en qué lugar ocurrió, horario aproximado, para poder determinar la patrulla que era. Los móviles policiales tiene sistemas geo-referenciales para determinar qué personal realizó esa identificación de la joven. A través de las cámaras (del centro de la ciudad) no se pudo identificar. La UNLPam me respondió este martes que no se me suministra la identidad de la alumna porque ella les pidió reserva.
-¿Cuál es la situación actual de los policías de la Tercera de General Pico?
-Están en actividad porque todo es materia de investigación.
-El vicerrector de la universidad dijo que el hecho de los dos estudiantes le hace recordar épocas pasadas en el país.
-Lo entiendo.

Agüero cuenta con registros fílmicos
(General Pico) – El fiscal general Armando Agüero, de la Segunda Circunscripción Judicial de la provincia, recibió ayer a la mañana en su despacho a Roberto Ayala, jefe de la Policía de La Pampa, luego que dos jóvenes estudiantes universitarios de esta ciudad (Williams Lucero y Federico Retamal) denunciaran a personal policial de la Comisaría Tercera por apremios y vejaciones. Esto tras ser demorados el fin de semana en el marco de la investigación de una tentativa de robo.
El funcionario judicial, ya sustrajo los registros fílmicos de la dependencia policial en la que permanecieron detenidos los jóvenes, a la vez que indicó que en los próximos días le tomará declaración a los ocho efectivos que participaron del procedimiento y resaltó que pretende obtener testigos civiles que permitan la reconstrucción del hecho.
“Ayer (por el martes) me constituí en la Comisaría Tercera después que recibí la denuncia y me traje los registros fílmicos, los partes de novedades, los libros de guardia, la identificación de todo el personal policial que intervino y la idea mía es empezar a tomar declaración a todas las personas que intervinieron para determinar si lo que los jóvenes están denunciando, constituye o no un delito”, sostuvo.
“Como todas las causas que tienen que ver con el personal policial me interesa investigarlo rápido para esclarecer y sacar esta situación de sospecha que puede haber sobre el personal policial que haya tenido un mal procedimiento”, agregó.

Cámaras.
En el mismo sentido indicó que los videos registraron imágenes de la sala de visitas y del interior de la zona de detención, que fueron los lugares donde estuvieron los estudiantes durante su permanencia en la comisaría.
“Los videos son del interior de la comisaría en la sala de visitas y en el interior de la zona de detención donde los chicos mismos manifiestan que no recibieron ningún tipo de maltrato en esa situación. Ellos manifiestan una cuestión de incomodidad que estuvieron 24 horas ahí, que no tuvieron cobijas, que tuvieron que dormir en el piso, pero la comisaría no tiene camas para demorados ni tiene una sala para demorados, sino que tiene una sala de visitas donde estuvieron ahí y ahí no hay ningún maltrato”, explicó.

Testigos civiles.
Agüero además descartó que en la ciudad exista una “persecución sistemática” por parte de la policía. También informó que trabajará para conseguir testigos civiles que permitan profundizar la investigación del hecho.
“De sistemático no puede haber nada en esto, porque la policía no los conocía ni tampoco he recibido denuncias anteriores de estudiantes de la facultad que hayan sufrido persecución por parte de la policía, en una situación que se origina a partir de que una señora que es testigo de algún hecho violento, dice que esas son las personas que habían cometido el ilícito”, indicó.
“Después lo que tiene que ver con la situación de que durante la demora hayan sufrido maltrato, ese es el hecho que tenemos que investigar, tratar de reconstruir. Si efectivamente hubo una situación irregular llevaremos el proceso a un juicio, una vez que se haya determinado la responsabilidad penal se los condenará y corresponderá por la fuerza policial excluirlos de la fuerza, como cualquier procedimiento”, señaló.
“Hay muchos testigos pero es todo personal policial. Hay ocho personas que son policías que intervinieron en la demora de estos dos jóvenes, pero yo quisiera identificar testigos civiles de la demora, porque los testigos policiales es fácil sostener que en una actitud que puede ser de compañerismo puede no querer contar algo que fue irregular”, agregó.

Procedimiento.
Por último Agüero refirió que el procedimiento de la demora de los jóvenes fue realizado de forma correcta, y que no hubo ningún exceso en esa práctica.
“La ley de personal policial establece que pueden estar demorados hasta 12 horas a disposición de la policía, con comunicación inmediata al Ministerio Público, que es lo que hicieron. Una vez que pasan esas 12 horas tienen que ponerlo a disposición de la fiscalía y tiene 12 horas más, en total 24 horas, para que esté en el Ministerio Público. Y en el término de las 24 horas estuvieron en la fiscalía, declararon y recuperaron la libertad. Ese es el procedimiento regular y legal. En eso no hubo ningún tipo de exceso”, finalizó.