Una deuda por 33 millones

25 DE MAYO: DESASTROSA Y CAOTICA HERENCIA DE BRAVO

Abeldaño reveló el estado de la comuna es alarmante. Bravo le dejó una millonaria deuda, un parque automotor destruído, faltan computadoras y celulares. La Coospu quiere cortar la energía.
El nuevo intendente Abel Abeldaño reveló finalmente ayer la realidad que le dejó su antecesor, David Bravo. El mandatario y los funcionarios que lo acompañaron, aseguraron que encontraron una comuna arrasada con una deuda de algo mas de 33 millones de pesos, el parque automotor prácticamente fuera de servicio, y lo que es mas grave aún, faltan computadoras, celulares, y documentación de la gestión del bravismo. Adelantaron que acudirán a la Justicia.
Abeldaño, en una conferencia de prensa realizada ayer, denunció una deuda de algo mas de 33 millones de pesos. La anterior gestión acumuló 13 millones de deuda con proveedores, también 11 millones con la empresa Andreatta por la construcción de viviendas municipales, y 1.3 millones a la empresa Sombra Construcciones por tarea en la planta de agua. Otro de los datos indican que en haberes del personal y funcionarios (éstos no cobran desde octubre) adeudados suman casi 7 millones.
Dentro de la realidad alarmante que expuso Abeldaño, está el estado del parque automotor, donde de 22 móviles solamente dos están en servicio. De acuerdo con la planilla del informe que entregó a la prensa, están fuera de servicios motoniveladoras, camiones, automóviles, colectivos, y combis. Solamente funcionan dos camiones, un volcador y un regador.
Revelaron que el municipio hace tres meses tienen los teléfonos fijos y celulares cortados por falta de pago, la deuda es de 160 mil pesos.

Coospu apremia.
Durante su encuentro con la prensa, la nueva conducción dedicó un espacio especial para dar a conocer la intimación de la cooperativa de servicios públicos local que, asegura, maneja el bravismo. La entidad mandó una carta documento en la que exige el pago de una deuda de 3.3 millones de pesos más otros 12 mil por pagarés impagos.
El reclamo de pago obedece al servicio de energía eléctrica brindada a la Municipalidad. Pero la intimación firmada por el presidente de la Coospu, Oscar Lescano, va mas allá al advertirle a las autoridades comunales que en el plazo de diez días deberán cancelar ésa deuda, caso contrario "iniciaría las acciones legales correspondientes" y también "al corte del servicio y retiro de los medidores".
En la misma carta documento, Lescano reveló que la Coospu le había reclamado a Bravo "en innumerables oportunidades el pago de las sumas mencionadas. Inclusive mediante nota de fecha 22 de septiembre de 2015".
Finalmente, al ser consultados Abeldaño y sus funcionarios, no descartaron que en los casos donde sospechen irregularidades acudirán a la Justicia. "Estamos evaluando y recomponiendo información. Bravo se fue sin presentar al Concejo los balances municipales de octubre de 2014 a la fecha, si corresponde haremos las denuncias que haya que hacer", concluyeron.