“Vamos a tener movimiento”

ROBLEDO AFIRMO QUE EL 2016 FUE "UNA AÑO MEDIOCRE"

(General Pico) – Para la construcción el 2016 fue “un año mediocre”, dijo el sindicalista Roberto Robledo al referirse al análisis realizado por la Uocra a nivel país. El rubro tuvo unos 100 mil despidos en Argentina y si bien hubo una recuperación del 30 por ciento en los últimos meses, la mejora se debió a las contrataciones del sector privado y no a obras impulsadas por el gobierno nacional.
Robledo afirmó que esta realidad agravó la situación del trabajo irregular, una precarización laboral que a su entender es consecuencia de los gobiernos de tipo neoliberal como el que actualmente tiene la Argentina. Además, afectó a la toda la cadena comercial relacionada con la edificación.
Para el 2017, Robledo indicó que en La Pampa del presupuesto provincial se destinará un 18 por ciento del total para obras. Y si esa planificación de fondos se ejecuta habrá en consecuencia una buena cantidad de empleo para el rubro de la construcción.
El secretario general de Uocra dijo que el presupuesto provincial también estará condicionado por la llegada de fondos nacionales. Y en ese marco hay algunas obras muy necesarias como la reparación de rutas nacionales y el trabajo en edificio educativos que dependen de esos dineros.

Buenas perspectivas.
Pensando en el 2017 y las obras prometidas, licitadas y algunas ya en ejecución para General Pico, Robledo señaló que las perspectivas son buenas.
Las 300 cuadras de asfalto que se comenzaron a construir en el barrio Federal a fines del 2016 significarán una importante fuente de trabajo que se extenderá durante todo un año.
Por otra parte, la ciudad se verá afectada por mejoras en la red primaria. Con la reparación del acceso suroeste, en la rotonda de ingreso donde confluyen las rutas provinciales 102 y 101. Además se licitó un tramo de la RP 101 hasta la ruta 188, y también se hizo el proyecto de mejora para la RP 7.
Por otra parte, están las obras licitadas para las dos escuelas, de los niveles primario y secundario, destinadas para el barrio Federal. “Si Dios quiere vamos a tener movimiento y posibilidades de trabajo”, indicó Robledo.
El sindicalista también explicó que en la actualidad el rubro de la construcción con los equipamientos disponibles y los trabajos que se realizan en seco, ha acelerado sus tiempos. En ese sentido, es diferente la influencia que puede tener sobre los rubros comerciales relacionados o incluso en cuanto a la mano de obra. Por esa razón, afirmó, se debe apuntar a industrializar la provincia y generar otro tipo de desarrollos. Por el momento, dijo Robledo, el 2017 se avizora “bastante positivo”.

Mano de obra local
Uno de los temas que afrontó la Uocra a nivel local, durante el 2016, fue la llegada de obreros de otras provincias como una estrategia de las empresas para pagar salarios menores. El reclamo del gremio se hizo sentir con una de las firmas que trabajó en la construcción de viviendas del nuevo barrio y luego en relación con la pavimentación de cuadras en el mismo sector de la ciudad. La intervención del sindicato tuvo el pedido específico de contratar mano de obra local, y fue escuchado por las empresas.