Vecina desiste de continuar un litigio contra municipio

WINIFREDA: CONCEJALES APROBARON UN CONVENIO CONCILIATORIO

El acuerdo necesitaba cuatro votos para que tenga validez legal, pero fue avalado por los tres ediles del Frepam y dos del Partido Justicialista. Una edila resaltó “la madurez política” alcanzada por el cuerpo deliberativo.
Los concejales aprobaron por mayoría un convenio conciliatorio rubricado entre la intendenta Marta Berg y la vecina María Khun de González para poner fin a un litigio judicial entablado en 2009 contra la municipalidad y ex funcionarias por dicha pobladora. Dicho acuerdo necesitaba cuatro votos como mínimo para que tenga validez legal, pero fue avalado por los tres ediles oficialistas, dos del Partido Justicialista y una abstención.
La controversia judicial -ahora resuelta con el aval del recinto deliberativo- estalló cuando la comuna obtuvo en 2007 tres terrenos ubicados en la esquina de 25 de Mayo y España mediante una prescripción administrativa y los escrituró a su nombre.
Dos años después, Khun entabló dos demandas: una penal contra la ex intendenta Berta Herlein y la ex secretaria tesorera Graciela Berg (hermana de la actual jefa comunal Marta Berg), porque fueron ellas quienes como máximas autoridades del Ejecutivo comunal autorizaron la prescripción mediante una resolución municipal, y una civil contra el municipio.
Esta última recayó en el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería 2 de Santa Rosa a cargo de María del Carmen García. Khun, además, consiguió en la Justicia una medida cautelar para paralizar la construcción de una vivienda de la operatoria “PyM”, que empleados municipales habían empezado a edificar sobre una de las parcelas y que aún continúa inconclusa.
En 2010, Khun propuso desistir de todas las acciones judiciales previa firma de un convenio en el cual la demandada restituye a la actora dos terrenos de 600 y 315,40 metros cuadrados escriturados a su nombre y libres de deudas por tasas municipales. La demandante, por su parte, reconoce los derechos posesorios ejercidos por la municipalidad sobre el restante terreno de 307,90 metros con una obra pública empezada y sin terminar. La jueza García nunca dictó sentencia mientras las partes en litigio esperaban que los concejales llegaran a un entendimiento.

Solución.
Los tres ediles pejotistas habían desaprobado las cláusulas del convenio durante el segundo mandato de Herlein y sus sucesores tampoco le dieron el visto bueno en 2013 ya durante la gestión de la actual intendenta Marta Berg.
Pero el jueves pasado, dos de ellos cambiaron de opinión tras mantener, una semana antes, una reunión con la asesora legal de la comuna, Erica Riestra. “Me satisfizo todas las dudas que tuve, por lo tanto estoy de acuerdo en aprobar la autorización del convenio”, manifestó el edil Hugo Villalba.
“Me parece favorable para ambas partes”, expresó Maximiliano Thome, quien asumió su cargo en reemplazo de Celia Assel, quien pidió licencia por enfermedad. “Me abstengo”, dijo Néstor Soncini. La edila Marta Bonkowski (Frepam) resaltó “la madurez política” alcanzada por el cuerpo deliberativo “para superar un conflicto de varios años”.
El presidente del CD, Rubén Gutiérrez, destacó: “Nuestro deber como concejales es evitar, mediante una solución razonable, mayores gastos a este municipio con la sustanciación de un juicio cuyo resultado es incierto. La propuesta efectuada por el abogado patrocinante de la señora Khun satisface los intereses de su patrocinada, pero sobre todo deja a salvo el inmueble donde el municipio comenzó a construir una obra pública”. La comuna deberá hacerse cargos de los honorarios de los abogados intervinientes.