Vecino volvió a denunciar a cerealera

RUIDOS MOLESTOS Y CONTAMINACION EN CATRILO

Un vecino de Catriló volvió a denunciar en la comisaría local a la firma Lartirigoyen y Cía SA, porque ocasiona ruidos molestos con la maquinaria que utiliza para ventilar el cereal que acopia en el lugar. Además volvió a exponer la contaminación que provoca y que afecta la salud de su hija.
Fuentes policiales dijeron que el martes cerca del mediodía, se presentó en la comisaría Juan Pablo Sccocia Cestac (40) quien denunció a la mencionada empresa cerealera, ubicada en los terrenos del ferrocarril. El denunciante tiene su casa frente a la planta de Lartirigoyen, sobre avenida Alem entre San Martín y Santa Rosa.
Los voceros uniformados indicaron que el hombre, desde agosto de 2013, tiene un juicio civil contra la firma, producto de los ruidos molestos y la contaminación que provoca la cerealera.
En esta oportunidad, el vecino expuso que desde la empresa se comprometieron a trabajar en un horario razonable, pero no se cumplió. Afirmó que las máquinas se prenden a las 6 y no paran hasta las 15, durante toda la semana. Las máquinas, según el denunciante, están prendidas alrededor de 12 horas por día impidiendo el descanso a los habitantes cercanos.
El denunciante, a lo largo de los últimos años ha denunciado a la cerealera porque emana un olor nauseabundo, granza y polvillo -cada vez que se ventila cereal-, que le ingresan a su vivienda y le provocan problemas respiratorios, principalmente a su hija.
Desde que Scoccia Cestac denunció a la empresa, nunca la Subsecretaría de Ecología de la provincia tomó alguna medida.
Ahora la policía caratuló el hecho como “supuesta infracción a la ley 1123/89 del Código de Faltas Provincial”. Interviene el Juzgado de Faltas Provincial. La firma fue notificada de la denuncia.