Vecinos del Barrio Sur de Pico reiteraron el reclamo

PIDEN PAVIMENTACION Y REGULACION DE CRIADEROS DE CERDOS

Carlos Ibarra, en representación de los vecinos del barrio que está ubicado detrás del Club Costa Brava, dijo que necesitan que se asfalten al menos las calles de acceso. Se quejó porque los días de lluvia las arterias son intransitables.
Los vecinos del barrio Sur de General Pico reiteraron el pedido de distintas obras de infraestructura para el sector, entre ellas, la pavimentación de las dos calles de acceso y la regulación de los criaderos de cerdos de la zona.
Carlos Ibarra, uno de los referentes del grupo que lleva adelante el reclamo, destacó que se pretende que se asfalten las calles 266, la cual es la prolongación de la 2, y la calle 217, que son las dos por las que se ingresa al Barrio Sur, ubicado en cercanías al Aeropuerto Internacional de General Pico.
“El problema más grande que tenemos son las arterias principales, que son la 266 y la 217. Cuando llueve se nos complica para pasar y las condiciones no son las adecuadas. Hemos hablado con la municipalidad y nos han acomodado las calles”, señaló.
“La necesidad del asfalto es algo que venimos pidiendo. Está bien que se lo hagan a otros barrios que necesitan, lo que están haciendo en el Federal nos parece espectacular, pero a nosotros como Barrio Sur y por ser un barrio nuevo de la ciudad necesitamos tener la posibilidad de tener algunas arterias principales asfaltadas, porque si tiene que entrar alguna ambulancia o el camión de bomberos, que lo haga en las condiciones que tienen que ser”, agregó.

Trabajo con instituciones.
El vecino contó que serían una veintena de cuadras las que necesitarían que se asfalten, para que se facilite el ingreso y la salida del barrio.
“Es la prolongación de la calle 2 que es la 266 hasta la 217 y de ahí saldría a la derecha y uniríamos con el acceso al Aeropuerto. También pedimos que se asfalte el acceso al Aeropuerto, pero nos dijeron que no. Haríamos como una “ele” que nos ayudaría a la mayoría, porque después tendríamos que hacer sólo dos o tres cuadras de tierra hasta nuestros domicilios”, señaló.
En la búsqueda de darle soluciones al vecino, Ibarra contó además que han mantenido reuniones con representantes de instituciones que tienen presencia en la zona, como son el Sindicato de la Carne, el Aeroclub, la Nueva Escuela Argentina (NEA) y la Cooperativa de Electricidad piquense (Corpico).
Aunque la solución del asfalto no sería inmediata, en los contactos que mantuvieron con el municipio local se les indicó, según contó Ibarra, que se pediría al gobierno provincial la posibilidad de ampliar el plan de pavimentación de 300 cuadras en la ciudad, para poder llegar tanto al Barrio Sur como al de La Loma.

Criaderos de cerdos.
Otro de los reclamos que hacen los vecinos del barrio, es que se controle y regularice la actividad productiva de las “chancherías” que están instaladas en la zona.
“Lo planteamos en el Concejo Deliberante, lo mandamos a las autoridades que tengan que ver con ese tema. La idea nuestra es que funcionen sanitariamente como corresponde y con un control porque ahora hay varias que están en el barrio”, indicó.
“Queremos que trabajen con un control del municipio o del Senasa, alguien que se haga responsable de esto y el día de mañana proyectar para poder trasladar las chancherías a un sector de porcinos como corresponde. No es que estamos en contra de la persona que produce, estamos de acuerdo, pero que lo haga en la forma en la que lo tiene que hacer”, manifestó.
Además dijo que se reclamó una mayor iluminación de las calles y que algunas cuestiones de limpieza se han solucionado en parte, a partir de la colocación de las islas ecológicas.
“Falta mucha iluminación, los servicios no tenemos ninguno entonces hay que tratar de empezar a llevarlos. Uno sabe la densidad de la población, no es lo mismo el Federal que nosotros, pero algunas cosas se pueden empezar a hacer para mejorar la calidad de vida de cada uno de los vecinos”, finalizó.