Vecinos marcharon en reclamo de justicia por la muerte de Selene García

(General Pico) – Los padres de Selene García, la adolescente que falleció el lunes a la tarde luego que fuera atropellada por un joven automovilista que la dejó tirada sobre el asfalto y se dio a la fuga, encabezaron ayer a la tarde una multitudinaria y emotiva marcha por la ciudad en la que reclamaron que la muerte de su hija, no quede impune.
Los manifestantes se concentraron en Plaza San Martín de esta ciudad, y partieron hacia la sede de la Comisaría Primera y luego marcharon hasta los tribunales piquenses donde se investiga la causa por la muerte de la menor. El caso tiene como único imputado a Gonzalo Ezequiel Garro a quien la jueza de control Paola Loscertales, le dictó la prisión preventiva por 90 días y le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria por el cargo de lesiones gravísimas culposas, aunque la carátula deberá cambiar a homicidio culposo a raíz del fatal desenlace que tuvo el siniestro.
Ayer a la tarde medio millar de piquenses se concentró en la Plaza San Martín, en reclamo de “Justicia” por la muerte de la adolescente que ingresó el domingo a la madrugada con un severo traumatismo craneoencefálico al Hospital Gobernador Centeno de esta ciudad, donde quedó internada en la Unidad de Terapia Intensiva con respirador mecánico.
El lunes cerca de las 16.30, luego que se agravara su estado de salud, se consumó su deceso. La madre de la víctima fatal de este accidente de tránsito pidió que “la muerte de Selene no quede impune”.

Presencia de jóvenes.
Entre los manifestantes hubo una importante participación de adolescentes, en su mayoría estudiantes del Colegio República de El Salvador, al que asistía Selene García. También concurrieron autoridades y docentes del establecimiento educativo, familiares y amigos de la menor, como así también allegados a otras víctimas fatales de accidentes de tránsito.
Mientras de a poco el público comenzaba a responder a la convocatoria que se había difundido por intermedio de las redes sociales, un grupo de adolescentes, amigas de la fallecida, con pancartas en mano, señalaron: “Estamos buscando que se haga justicia porque no puede ser que uno venga y nos arrebate la vida de nuestra amiga”.
Otra de las personas que manifestó su dolor e hizo el mismo reclamo que realizaron cada uno de los que se concentraron ayer a la tarde, fue Olga Mroz, la abuela de la joven, quien señaló: “Nosotros estamos pasando un momento malo, pero yo sé que se va a hacer justicia, porque no puede ser que un asesino ande suelto en la calle, que mató a una chica de 17 años con toda una vida por delante. Pedimos que no salga a los 90 días, que pague lo que tenga que pagar, es lo único que pedimos”.

Dolor de padres.
Con el correr de los minutos se acercó cada vez más gente a la Plaza San Martín, y cerca de las 16.40 llegaron Gabriela Patek y “Poli” Rivero, los padres de la menor fallecida. El hombre, con los ojos llenos de lágrimas reiteró el pedido de “Justicia” que se hizo durante toda la tarde en la convocatoria, y subrayó que Garro “nunca se arrepintió” ni “pidió perdón” por haber atropellado a la adolescente y haberla dejado tirada sobre el asfalto.
“Nunca se arrepintió, nunca dijo perdón, nunca dijo nada. El solamente podría haber dicho perdón, me arrepiento, nada más, lo único que queríamos nosotros”, señaló.
En tanto, la madre de la jovencita destacó que el acompañamiento que sintió ayer con tal importante convocatoria, significa un alivio al dolor generado por la pérdida de su hija.
“Hay muchas personas que querían mucho a mi hija, que la conocían, que saben la clase de persona que era y estoy muy agradecida porque desde un primer momento estuvieron al lado mío, y ahora mucho más acompañándome, buscando justicia, nada más que justicia”, sostuvo Patek. A su vez agregó: “Lo único que yo quiero es justicia por mi hija, que este hombre pague lo que tiene que pagar, porque la dejó tirada”.
La mujer agradeció a los compañeros de escuela de Selene García, a todo el público que se convocó en la Plaza, a su familia, y a las autoridades de los colegios República de El Salvador, Virginia de Amela y Juana Azurduy, por el apoyo brindado.
Por último, la madre de la víctima fatal de este accidente de tránsito pidió que “la muerte de Selene no quede impune”.