Vecinos proponen obras y capacitaciones

GENERAL PICO: SE INICIO LA SEGUNDA ETAPA DEL PROYECTO DE PRESUPUESTO PARTICIPATIVO

El municipio piquense avanza en la implementación del proyecto del Presupuesto Participativo, a través del cual se ejecutarán el próximo año las propuestas que sean elaboradas y seleccionadas por los vecinos de los 22 barrios de la ciudad.
Esta iniciativa implica que un porcentaje del presupuesto municipal, se utilice para la ejecución de propuestas elaboradas y diagramadas por los vecinos. En esta primera etapa surgieron proyectos de infraestructura, de capacitaciones laborales y de equipamiento de espacios públicos. María Del Carmen García Suárez, responsable de la Dirección de Asuntos Vecinales de la comuna local, explicó cómo se trabajó durante la primera etapa.
“Terminó la primera etapa que consistía en la única instancia barrial que tiene la propuesta. Se terminaron las reuniones en cada uno de los barrios y en estas reuniones se definieron cuáles eran las inquietudes que los vecinos tenían para su sector. Por lo cual tenemos 22 propuestas de proyectos para los barrios de la ciudad”, indicó.
“Empezamos ya con la segunda etapa, que va a tener una duración de una semana y va a ser por distritos. En forma distrital se van a definir las prioridades de cada uno de los barrios que integran los distritos y la semana que viene se comenzará a trabajar en la redacción de cada uno de los proyectos”, señaló.
En el mismo sentido, agregó: “Estos proyectos van a quedar redactados con el aporte de técnicos del municipio, puesto que implican cálculos de presupuesto, de obra y dibujos técnicos. Después en noviembre pasaríamos a la elección que cada vecino realice para su propio barrio y el 7 de diciembre se informará el detalle de los proyectos que se van a ejecutar en 2018”.

Obras de infraestructura.
La funcionaria municipal explicó que en la mayoría de los barrios los vecinos pensaron en la ejecución de obras de infraestructura o de equipamiento de espacios públicos, otros diagramaron capacitaciones con salida laboral destinada a los más jóvenes.
“En general tuvo que ver con infraestructura, salvo algún barrio que propuso focalizar en los talleres con salida laboral. Pero también en general fueron proyectos que tienen que ver con infraestructura o con dotar de algunos espacios verdes. Siempre pensando en esos espacios que toda la comunidad utiliza y muchas veces dotarlos de infraestructura, pero por las características del monto del presupuesto participativo, da para la construcción de obras bastante acotadas”, dijo.
“En general fueron pensadas garitas y parquizaciones. Sobre todo se pensó mucho en el transporte público y cómo poder adecuar algunos barrios de espacios de resguardo. También se pensaron cuestiones que tienen que ver con cartelería e iluminación”, agregó.
García Suárez señaló que en las reuniones por distrito que se van a desarrollar esta semana, se analizará la factibilidad técnica y las posibilidades de llevar a cabo cada una de las propuestas presentadas. Tras ello se establecerá un orden de prioridad, de acuerdo a las posibilidades técnicas y presupuestarias.

Compromiso del vecino.
Por último la funcionaria piquense resaltó el compromiso de los vecinos, que en algunos casos pensaron en proyectos que también incluían a otros barrios.
“Esto implicó una organización muy importante desde el municipio, para poder dar respuesta a los vecinos de los 22 barrios. Los vecinos pudieron pensar desde una amplitud que tenía que ver con una visión de los barrios en general, pudieron pensar en proyectos que tienen que ver en todas las edades”, sostuvo.
“También fue interesante como pudieron tener otra mirada mucho más amplia de su barrio para poder incluirlo a veces dentro de una realidad en la que estaban vinculados otros barrios.
Creemos que a medida que los proyectos se concreten, el vecino mismo va a ir viendo que tiene sentido esta participación”, puntualizó.