Vecinos piden la liberación de los docentes detenidos

25 DE MAYO

Un grupo de ciudadanos de 25 de Mayo y Catriel publicaron en la edición de hoy de este diario una solicitada en la que piden a la Justicia que libere a los cuatro docentes de la localidad pampeana, detenidos en el marco de la causa por los supuestos abusos sexuales en el JIN 12. “Sufren un juzgamiento anticipado, siendo condenados socialmente”, aseguraron.
La publicación se realiza un día antes de la audiencia de reexamen que se realizará mañana en General Acha, a cargo del juez penal Héctor Freigedo. Allí, los abogados defensores de los detenidos pedirán su liberación.
A mediados del mes de mayo, un grupo de padres de niños que asistían a las salas de 4 de jardín de infantes en 25 de Mayo, radicó un grupo de docentes del pueblo a los que acusaron, prácticamente, de conformar una red de pedofilia. Aseguraban que sus hijos eran sacados sistemáticamente de las salas para luego ser trasladados a una quinta donde eran vejados. Los abusos, aseguraban, eran filmados y fotografiados.
El caso generó una verdadera conmoción en la localidad. Horas después de la primera denuncia fue detenido un profesor de educación física que se desempeñaba en 25 de Mayo, en una delegación administrativa de la Subsecretaría de Educación. Más tarde, fueron detenidas dos maestras jardineras. Meses después, cayó el ex rector del Colegio Alfageme. Todos están con prisión preventiva, a pesar de los pedidos en contrario de sus abogados defensores.
Los vecinos que pidieron su liberación aseguraron que apoyan la investigación judicial teniendo en cuenta la Convención Internacional de los Derechos de los Niños y Adolescentes, pero remarcan que no existen pruebas que acrediten que los abusos fueron cometidos por los docentes.

Negativas.
“Todas las pruebas realizadas hasta la fecha: Cámaras Gessell, cotejos de muestras de ADN, pericias de cámaras fotográficas, computadoras y celulares pertenecientes a los imputados, vehículos del profesor acusado, vivienda a la que supuestamente eran llevados los niños y perfiles psicológicos de los imputados, resultaron negativos”, aseguran los firmantes de la solicitada, que puede leerse en la página 26.
A pesar de ello, añadieron, hasta las autoridades educativas los condenaron, situación a la cual se agrega el daño psicológico que sufre cada uno de ellos y sus familiares directos. “El Estado los ha dejado desamparados, vulnerando sus derechos -les retienen los haberes mensuales y no gozan de cobertura social-“, dijeron.
Finalmente, solicitaron que sean liberados dado que están encerrados hace siete meses sin pruebas que ameriten esa detención.