Veterinarias mantiene su acreditación internacional

FACULTAD DE PICO ESTA AL NIVEL DE OTRAS CENTENARIAS

Mantener la acreditación internacional implica tener un alto nivel de exigencia en el plantel docente, las investigaciones, y otros requisitos que son evaluados. La facultad pampeana se mide así con otras que pertenecen a universidades más grandes y antiguas.
La Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam) desde 2015 comenzó a tramitar para renovar su acreditación internacional y este mes le notificaron que seguirá teniendo ese reconocimiento.
“Recibimos la semana pasada la nota oficial de la Coneau que acredita a la Facultad de Ciencias Veterinarias de La Pampa, por el máximo tiempo establecido de seis años, para Mercosur y países asociados en lo que se refiere a la presentación internacional de la carrera de medicina veterinaria”, dijo el decano de la facultad José María Romero.
Romero señaló que lo que se debería celebrar es que la institución forma parte de un grupo selecto, porque hay unas 20 facultades de veterinarias en toda la Argentina y solo ocho han logrado la acreditación internacional. Además, la sede académica de General Pico está en ese nivel junto a otras facultades que son centenarias como la que pertenece a la UBA, la UNLP de La Plata, la del Noreste y la de la Universidad de Rosario. “Esto da un plus al esfuerzo de la facultad pampeana que se pone a término con los estándares que va renovando el Sistema de Acreditación Regional de Carreras Universitarias para el Mercosur (Arcu-Sur)”, afirmó.

Requisitos.
La última reunión de Arcu-Sur se realizó en 2015 en Brasil. Allí se fijaron nuevas determinaciones, como que el 50 por ciento de la planta docente, eso incluye desde profesores titulares hasta ayudantes, tenga título de posgrado. También hay otras consideraciones como las que se refieren a infraestructura, equipamiento, investigación, extensión y otros puntos de evaluación que fiscaliza un comité externo.
“Es una alegría para la facultad, para la universidad y para los pampeanos. Tener este logro implica mucho esfuerzo para una institución chica que requiere el aporte de todos, desde los estudiantes, hasta los investigadores, docentes y administrativos”, consideró el decano.
El año pasado, con el vencimiento de la acreditación anterior, se debió hacer la renovación a nivel nacional y además se comenzó con los trámites para la internacional. “Esta vez teníamos nuestras reservas sobre lo que iba a pasar porque los criterios de Arcu-Sur son cada vez más elevados y fueron fijados sin excepciones”, explicó Romero.
Hasta ahora la facultad con sede en esta ciudad permanece dentro de un grupo pequeño. En Latinoamérica hay unas 250 facultades de veterinarias y solo unas 20 lograron la acreditación internacional. Brasil pudo incluir cuatro instituciones y Uruguay solo una.

Compartir