Victorica blanqueó a 43 porteros y a 27 empleados

PRECARIZADOS A PLANTA

Los beneficiados fueron alcanzados por la ley 2871, que creó un régimen laboral de tiempo reducido en la Administración Pública Provincial. Un total de 43 porteros dejarán de trabajar en negro.
Un total de 70 empleados precarizados de Victorica pasaron a planta permanente del Estado provincial, con un régimen laboral de tiempo reducido creado por la ley 2871 en plena vigencia.
De ellos, 43 cumplen funciones como porteros desde hace muchos años en cinco escuelas locales de nivel primario y secundario y estaban en negro, es decir, no realizaban aportes patronales ni descuentos sociales. Sí cuentan con un seguro de vida, que se lo pagaban ellos mismos. El resto de los trabajadores se desempeñan en otras dependencias estatales ubicadas en esta localidad y son monotributistas.
El 1 de agosto fueron notificados del pase a planta fija con una carga horaria inicial de 5 horas diarias de servicio, con un total máximo de 25 horas semanales, dentro del horario que determine la autoridad que corresponda al lugar de su desempeño. Gozarán de un salario mensual que se actualizará todos los años en paritarias, aportes jubilatorios, licencias anuales y obra social.
Carolina Baigorria Sol trabaja como portera desde hace 12 años en la Escuela Provincial Agrotécnica “Florencio Peirone”. Ingresó con el ex plan de empleo Jefes y Jefas de Hogar y después siguió en la informalidad laboral.
Ella contó que sus compañeros estaban en la misma situación desde hacía 9 y 15 años. Para cobrar sus haberes debían esperar a que Provincia transfiriera el dinero al municipio y después lo recibían “en mano” porque no estaban bancarizados. Cada trabajador no docente cobra 6.900 pesos mensuales por 5 horas diarias de trabajo.
En la Agrotécnica “hay personas que trabajan hasta 8 horas por el mismo importe, pero tienen arreglado con la dirección más días de vacaciones o pueden faltar y no les descuentan esos días”, apuntó Sol.
Para cubrirse de posibles accidentes laborales, cada trabajador informal se contrató un seguro de vida y lo paga de su bolsillo. Sol recordó que una compañera “había quedado embarazada y logramos que la ministra de Educación del gobierno provincial anterior le otorgara la licencia por maternidad”.

Plan de lucha.
La mujer, el año pasado, encabezó un plan lucha para conseguir mejoras salariales y laborales con el apoyo de la CTA, el gremio docente Utelpa y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).
Las acciones incluyeron petitorios a las autoridades provinciales de entonces, paro total de actividades, una acampe en un espacio público del pueblo y manifestaciones al costado de una ruta. Ahora celebran haber sido blanqueados. “Estamos muy felices con esta conquista, la gente podrá jubilarse y tendrá derecho a una obra social”, señaló Sol.
Pasar al empleo registrado implica mayores obligaciones para los trabajadores y en caso de incumplimientos se les abrirá un sumario administrativo. “Siempre hemos trabajado y cumplido horario junto al resto del personal y lo seguiremos haciendo”, finalizó Sol.

Compartir