Vidanimal rechazó veto a ordenanza

PIROTECNIA: SE JUNTARAN FIRMAS EN GENERAL ACHA Y NO SE DESCARTA UNA MARCHA

La filial de Vidanimal se pronunció en contra del veto que la intendenta María Julia Arrarás hizo con la ordenanza que prohibía el uso y comercialización de pirotecnia en General Acha. Se trata de una decisión que, según trascendió ayer, el Ejecutivo adoptó luego de haberse reunido con uno de los proveedores más reconocidos de este tipo de productos (ver aparte).
A través de un comunicado la institución recordó que “siempre se ha mostrado en contra del uso de pirotecnia, ya que son varios los efectos que tiene sobre los animales. A modo de ejemplo citó: taquicardia, temblores, falta de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, miedo, y en algunos casos hasta la muerte provocada por un paro cardíaco”.
Miembros de Vidanimal explicaron que el uso de drogas, suministradas a los fines de amortiguar esas consecuencias, podría causar efectos secundarios nocivos para el organismo de los animales. Por esa razón, insistieron en que la verdadera prevención es la no utilización de pirotecnia.

Sensibilidad.
Aclararon que si bien todos los animales son sensibles a los ruidos fuertes, los perros son los más afectados. “Este temor tiene un origen innato y se explica por su sensibilidad ante estímulos sonoros intensos. Su capacidad auditiva permite detectar un sonido débil a una distancia entre cuatro y cinco veces mayor que un ser humano, y los ruidos fuertes matan células sensoriales que se encuentran en los oídos y que no se regeneran, dejando severas discapacidades auditivas”, afirmaron.
En este sentido aseguraron que los petardos alcanzan hasta 190 decibeles (una sirena registra 120), bastante más de los 85 decibeles que el oído del perro puede soportar. “Sienten temor, y al huir, pueden ser víctimas de accidentes o perderse. Hay propietarios que los dejan atados y los encuentran ahorcados, en el intento por escapar”, dijeron.
En el caso puntual de los fuegos artificiales, opinaron que representan mucho más que pólvora. “Algunos tienen compuestos químicos como bario, estroncio, sodio, aluminio, antimonio, entre otros. Lo que atenta contra el equilibrio ambiental, provocando a su vez contaminación auditiva”, añadieron.

Perjuicios.
Vidanimal remarcó que la pirotecnia resulta perjudicial para la salud física y emocional de muchas personas con baja tolerancia al ruido, afectando así gravemente a personas autistas o quienes poseen otras patologías sensibles. Además, de las consabidas consecuencias debido a su negligente manipulación, que ocasiona quemaduras de tercer grado, cicatrices, ceguera, y demás.
La fundación reiteró su rechazo al uso y comercialización de pirotecnia, “sobrevalorando el respeto por la vida en todas sus dimensiones, manifestando abiertamente nuestro apoyo a la prohibición total de la pirotecnia en nuestra ciudad, sin excepciones en relación a ciertas fechas, considerando totalmente posible cualquier celebración de forma responsable, sin consecuencias nocivas y evitables para el prójimo, los animales y el medio que nos circunda”, concluye el comunicado.
Por otra parte diferentes sectores de la comunidad se han sumado de manera espontánea al rechazo hecho público por Vidanimal, y hasta se ofrecieron a colaborar en una campaña de obtención de firmas para solicitarle al Concejo por la aprobación de la ordenanza vetada por Arrarás. Tampoco se descarta la realización de una marcha en reclamo de tal decisión.

¿Reunión con Ejecutivo?
La jefa comunal habría recibido en su despacho a representantes de uno de los proveedores más importantes de este tipo de productos. Los trascendidos aseguran que luego del encuentro reciente, Arrarás optó por vetar la ordenanza que prohibía el uso y la comercialización de pirotecnia.
Las versiones cobraron fuerza cuando los argumentos utilizados por el Ejecutivo para vetar la normativa que fue aprobada por la mayoría del CD, justamente hacen alusión a los perjuicios que tal determinación representaría a los comerciantes y proveedores de tales productos.
A criterio de la intendenta, se trata de una ordenanza que atenta contra derechos consagrados por la Constitución Nacional, y alude que la Provincia no se ha adherido a ley alguna que prohíba la pirotecnia en La Pampa.
Ahora queda saber qué posición asumirá el bloque oficialista, cuando la oposición, junto al apoyo de instituciones y sectores de la sociedad, intente aprobar la ordenanza.