Volvió a correr agua por el Atuel

(Algarrobo del Aguila/C.Victorica)
Las abundantes lluvias caídas en las úlimas horas, en todo el territorio provincial, generaron problemas con una importante cantidad de pobladores. “El río se está llenando de agua”, dijo el jefe comunal de Algarrobo del Águila. Unas cien aves murieron en Victorica.
Las abundantes lluvias en la provincia de Mendoza hicieron que el agua vuelva a correr en La Pampa por el seco cauce del río Atuel. En la zona norte de Algarrobo del Águila, cayeron alrededor de 100 milímetros y hubo puesteros que se inundaron. Esta vez todo indicaría que sería obra de la naturaleza ya que las últimas lluvias, en la vecina provincia de Mendoza, hicieron que el río llegara hasta La Pampa. En tanto, el intendente de Algarrobo del Águila confirmó a LA ARENA que el agua ya ingresó a La Pampa y que está a unos 10 kilómetros del puente de Algarrobo. “Es agua de lluvia. Ya entró a Paso de los Vinchuqueros y estimamos que está a unos diez kilómetros del puente de Algarrobo del Águila”, sostuvo Oscar Gatica, intendente de esa localidad. Además, expresó que las últimas lluvias en el oeste hicieron que el cauce seco del Atuel recibiera este caudal desde Mendoza con el suelo húmedo. “El río se está llenando de agua porque, si bien estaba totalmente seco desde hace tiempo, las últimas lluvias en nuestra zona lo mantenían húmedo. Esto hizo que el agua que ingresaba no se consumiera en la arena”, precisó.

Varados.
Por otra parte, Gatica manifestó su preocupación por los 100 milímetros de lluvia que azotaron la zona norte de Algarrobo del Águila en la noche del jueves. Según el intendente, hubo puestos que sufrieron inundaciones y la complicación más grande es que están trabajando en la zona porque los caminos vecinales quedaron intransitables. “Tenemos familias que han quedado varadas. Sabemos de algunos puestos donde sufrieron inundaciones en sus viviendas. Ahora estamos trabajando con nuestras maquinarias para abrir los caminos vecinales y acceder a esos puestos donde todavía no podemos llegar”, sostuvo.
Por último, el jefe comunal de Algarrobo precisó que gracias a que estos últimos meses hubo señal de telefonía celular, pudieron hablar con los puesteros de la zona de La Barda y constatar que se encuentran en buenas condiciones.

Aves.
Por otra parte, en la Escuela Agrotécnica Florencio Ernesto Peirone, ubicada a unos 20 kilómetros de Victorica, sobre la Ruta 105, el granizo y el viento no dieron tregua. Cayeron 82 milímetros y el feroz granizo mató alrededor de cien aves, entre palomas y loros.
El predio de la escuela amaneció con un desolador paisaje. Árboles caídos, palomas y loros muertos, y muchas aves heridas, fue el saldo que dejó la piedra. Personal docente y no docente recorrieron la zona y juntaron las palomas y loros muertos. Debajo de los árboles, desorientados y heridos, se podían observar aves caminando, sin poder volar. El edificio escolar no sufrió daños. Lo curioso fue que en Victorica cayeron solo 24 milímetros.