Winifreda: cuestionan a la intendenta Berg

PAGO UNA FACTURA A SU PAREJA

Los concejales del Partido Justicialista de Winifreda, cuestionaron a la intendenta Marta Berg por autorizar el pago de una factura presentada por su actual pareja, un maestro mayor de obras que tuvo a su cargo la construcción de dos cabañas ecológicas en el vivero municipal, las cuales fueron inauguradas el mes pasado.
El constructor había sido contratado por el Ejecutivo comunal a principios de 2014 y ese acto administrativo nunca había sido objetado por los ediles opositores, hasta que en una reciente sesión ordinaria del Concejo Deliberante, se puso a votación los balances municipales de diciembre 2014 y enero 2015.
La edila Celia Assel (PJ) brindó los argumentos de su bloque para desaprobarlos. Según manifestó, en los legajos contables siguen apareciendo contratos de prestación de servicios sin facturas y esa modalidad contractual “fomenta el trabajo no registrado”.
Los beneficiarios del Programa de Emergencia Municipal de Empleo (PEME) percibieron una remuneración que varía entre 800, 1.150 y 1.650 pesos, pero en la documentación “no se detalla la carga horaria que debe cumplir cada uno”.
Además, “observamos órdenes de compra de julio (de 2014) presentadas (para su cobro) en noviembre (del mismo año). Y una factura por la construcción de cabañas, no consta el presupuesto de obra adjunto, y (el pago) está autorizado por la intendenta, la cual mantiene una relación (sic) con el contratado, y esa situación anda por los andariveles del Código de Etica Pública”, disparó Assel, quien desconoce si la jefa comunal realizó más pagos a favor del profesional, ligado sentimentalmente a ella, especializado en construcciones con componentes de la tierra.

No se expidió.
El oficialismo no se expidió sobre la contratación objetada, en cambio, respondió las demás observaciones. “Encontramos balances ordenados. Las diferencias salariales (entre los jornaleros) se dan porque realizan trabajos de limpieza por algunos días o durante fines de semana. En cuanto a los contratos se han ido disminuyendo. Si miran el total de personas que prestan servicios para el municipio ha aumentado considerablemente la cantidad que han obtenido el monotributo social. Se intenta lograr, en la medida de lo posible, evitar estos contratos”, expresó Marta Bonkowski( Frepam).
Su par Jorge Salvetti, dijo que el PEME “es medio difícil de erradicar”, porque los beneficiados “no tienen manera de facturar y no se los puede dejar sin trabajo”, aunque admitió que “se está buscando la forma de achicarlos paulatinamente, pero no se puede hacer de un día para otro”.
El edil Hugo Villalba (PJ) sugirió que las compras que realice el municipio de leña u otros insumos básicos para destinarlos a programas sociales queden registradas con su precio en un contrato rubricado con el proveedor. Los balances, finalmente, fueron aprobados por mayoría.