Winifredenses sin pensiones

EDILES REPUDIAN LA SUSPENSION DE BENEFICIO

Los concejales del Partido Justicialista de Winifreda, Marcos Ponce e Iván Lince, en una reciente sesión ordinaria del Concejo Deliberante, revelaron que siete vecinos se vieron afectados por la decisión del gobierno nacional de suspender el pago de pensiones por invalidez.
En La Pampa, el total de perjudicados fueron 423 y hasta ayer a ninguno se le restableció el pago. Los ediles locales repudiaron la medida tomada por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.
“Queremos hacer un repudio público a la quita de pensiones por discapacidad, nos parece que no debemos acostumbrarnos a la insensibilidad de este gobierno nacional, que pareciera que está trabajando con un programa de Excel en vez de ver personas. Siempre que hay necesidades hay derechos y los derechos adquiridos no se pueden manipular como se está haciendo en estos momentos”, cuestionó Ponce.
“Hace 15 días, con Iván, recibimos llamados de vecinos que nos transmitieron su desaliento por quedarse sin los ingresos de sus pensiones, que en muchos casos llegaban a cubrir los remedios básicos de diferentes enfermedades. Fueron a cobrar y no tenían un peso depositado en la caja de ahorro”.
Ante esto, “me acerqué a hablar con los referentes de Desarrollo Social municipal y me plantearon que solamente atendieron un caso, pero nosotros sabíamos que la cantidad de afectados era superior. Algunas personas son mayores de edad y no se animaron a venir al municipio a plantear su situación. La recomendación que le hicimos a Desarrollo Social fue que se haga una convocatoria por diferentes medios para que las personas que hayan perdido su beneficio puedan al menos asesorarse porque varias están pasando necesidades, hemos tenido la posibilidad de charlar con ellas y están viviendo un flagelo”.

Afectados.
Lince contabilizó hasta el momento a siete vecinos que se quedaron sin la ayuda económica nacional. “Algunos están luchando contra enfermedades muy graves y una familia está viviendo solamente con la jubilación del marido de 8.400 pesos y con eso tiene que afrontar las consultas médicas, que rondan los 800 pesos. Se tienen que restablecer todas las pensiones que han sido quitadas y desde Desarrollo Social facilitar algún medio legal para que puedan recuperar su haber, porque es indispensable para ellos como medio de vida”, apuntó.
Ante este panorama, felicitó a los farmacéuticos locales porque “les dieron la medicación aún desconociendo cuándo la van a cobrar. Tuvieron una sensibilidad impresionante, es algo para valorar la actitud que han tenido estos profesionales”.
El recorte de pensiones “excede la cuestión partidaria”, les dijo Ponce a sus pares de Propuesta Frepam, que adhirieron al repudio. La edila Carmen Salamone propuso que desde el área Social comunal se confeccione un listado de las personas afectadas para que puedan estar en contacto con ellas.
El edil Sergio Salotti preguntó si podrían conseguir los remedios a través del hospital “para sacarlos del apuro” a lo que Lince respondió “hay medicamentos que Salud Pública no los trabaja. Una persona me dijo que la anterior directora del centro médico le estaba dando una mano muy importante” para conseguir la medicación.