Zona urbana de Martini, rodeada por el agua

Las complicaciones por las abundantes lluvias preocupan a sus habitantes y a los productores agropecuarios de Embajador Martini e Ingeniero Luiggi, donde el último registro marcó 85 y 75 milímetros respectivamente.
En Martini el agua ya dejó totalmente inundado el sector del cementerio y la inundación rodea a la localidad acercándose de a poco al sector urbano. Empleados del municipio junto a bomberos realizan la limpieza de desagües y alcantarillas. Y en el sector noreste del pueblo ya hay al menos dos familias evacuadas. Incluso se suspendió el tránsito de vehículos pesados por las calles pavimentadas porque el asfalto se hunde.
En Luiggi fueron suspendidas desde ayer las clases en la Escuela Mariano Moreno por las filtraciones que ha tenido el edificio y para preservar la seguridad de alumnos y docentes.

Cada vez peor.
El intendente de Alta Italia, Oscar Flores, dijo que las lluvias no han sido tan copiosas desde el mediodía del pasado lunes pero el escurrimiento empeoró la situación. “Se hace todo lo que se puede”, indicó pero con las bombas y los canales no alcanza. En Alta Italia evacuaron a una familia en la noche del lunes y ayer analizaban trasladar a otros vecinos. En Ojeda quedan pocas personas, explicó, porque algunos decidieron autoevacuarse y recurrieron a familiares en otras localidades por si la situación se agrava.

Compartir