Afrodescendientes con pocos espacios

La población afrodescendiente uruguaya ocupa solo el 0,8% de los altos cargos jerárquicos en Uruguay, según un informe difundido y que sostiene que los niveles de pobreza de esta población duplica los del resto.
“Si se considera que la población afrodescendiente constituye el 7,8% de la población total del país, la proporción estimada de personas afrodescendientes que ocupan altos cargos registrados evidencia las barreras existentes para el acceso a posiciones de poder en diferentes ámbitos de la sociedad, principalmente en el Estado y en el sector empresarial”, sostiene el informe “Situación socioeconómica y mapa político y de liderazgo de la población afrodescendiente del Uruguay” publicado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
Esta desigualdad en el acceso se hace más evidente cuando se considera el puesto de CEO de medianas y grandes empresas: en este caso, el porcentaje de población afrodescendiente se reduce a 0,2%.
En cambio, en ONG y sindicatos hay una sobrerrepresentación, ya que alcanzan o superan el 10%, observa el reporte, indicando que esto puede deberse a que muchas de estas organizaciones se dedican especialmente a temáticas sociales pero también a que las reglas del juego que permiten el ascenso jerárquico en este tipo de instituciones es distinto a las reglas del mundo empresarial, estatal y en las universidades y medios de comunicación.