¿Ahora también se dobla?

Los radicales de Alem gustaban de la frase “que se rompa pero que no se doble”, para dar cuenta de la fortaleza ética de su partido.
Ahora hay quien piensa que, luego de haberse roto su partido en más de un pedazo, los radicales también han perdido consistencia y han comenzado a doblarse. Si desparramar cheques sin fondo como con ventilador es asunto “privado”, no pagar impuestos ni cumplir con los acreedores también estaría bajo el manto sagrado de la privacidad. ¿También le doblaron el brazo a un radical los artesanos que ocuparon plaza y calle?

¡Vamos, Abuelas, que todavía!
Las Abuelas de Plaza de Mayo comunicaron, el pasado martes, que han logrado la identificación del hijo de desaparecidos número 96. Se trata ahora de una mujer hija del matrimonio de Raquel Carolina Negro con Edgar Tulio Valenzuela, secuestrados en Mar del Plata en enero de 1978. Raquel dio a luz mellizos, pero uno de ellos, varón, murió. La nena fue llevada a un convento y las monjas la entregaron después, legalmente, al parecer, a una familia.
Las Abuelas empezaron su búsqueda ya en años de la dictadura. ¿Llegarán a los cien recuperados para la identidad? Se sabe que hay muchos más, pero en algunos casos se han borrado las huellas y, en otros, los propios hijos prefieren dejar las cosas como están, sobre todo cuando han crecido en el seno de una buena familia. Las Abuelas hacen su trabajo, pero respetan estas decisiones.