Amartizaje anormal y ahora hay que esperar

SONDA EUROPEA AL PLANETA ROJO

El módulo europeo de aterrizaje se posó en Marte pero la maniobra no se desarrolló como estaba previsto y la Agencia Espacial Europea dijo ayer que analiza los datos recibidos para comprender lo sucedido.
Fue el segundo intento europeo -tras el fracaso en 2003 del Beagle 2 británico- de posarse en el planeta rojo, hazaña que sólo Estados Unidos ha logrado con total éxito.
El aterrizador europeo de prueba, del tamaño de una piscina inflable, logró enviar informaciones antes de amartizar, pero la ESA ignora si sobrevivió a la maniobra.
Luego de un viaje juntos de siete meses, la sonda TGO y su módulo de aterrizaje de prueba “Schiaparelli” se habían separado el domingo pasado.
El módulo, con una masa de 577 kg en Tierra, se dirigió hacia Marte, mientras que TGO se colocó en órbita alrededor del planeta.
“No estamos en condiciones de determinar las condiciones dinámicas en las que el aterrizador tocó el suelo” marciano, dijo en rueda de prensa el director de las misiones solares y planetarias de la Agencia Espacial Europea (ESA), Andrea Accomazzo.
Se necesitará un análisis más profundo de las informaciones que envió para “saber si sobrevivió estructuralmente o no”, añadió. (AFP-NA)

Compartir