Argentina no apoyó a Palestina

EN LA UNESCO, POR PRIMERA VEZ EN 12 AÑOS

El gobierno argentino se abstuvo de votar a favor de Palestina en los proyectos impulsados desde la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Los proyectos de resolución de conflictos titulados “Palestina Ocupada”, recibían el apoyo de parte del ex presidente Néstor Kirchner, y de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Ahora Argentina se abstuvo de apoyar a Palestina utilizando el argumento de la “neutralidad activa” que sostiene Rodolfo Terragno, embajador ante la Unesco desde febrero.
De los 58 países que integran el consejo ejecutivo, 24 votaron a favor del texto sobre “Palestina Ocupada”, ocho lo hicieron en contra y otros 25 se abstuvieron, entre ellos Argentina. Para justificar la decisión Terragno escribió una columna en Clarín titulada “La doctrina de la neutralidad activa”.
Para Terragno, “las amenazas a la paz mundial son hoy muy distintas a las que existieron desde el fin de la Segunda Guerra Mundial hasta el colapso de la Unión Soviética”. Al mencionar la existencia de conflictos focales, Terragno señala que la mayoría de los Estados miembros que componen la ONU no son afectados por cuestiones bélicas y que debido a eso no se debe tomar una posición específica, sino que se debe tratar de “construir puentes”. Nuevamente, se plantea el genocidio de parte de Israel contra Palestina como una cuestión de iguales y no se tiene en cuenta la potencia en cuanto armamento, el apoyo extranjero (Estados Unidos como principal aliado) y la ocupación territorial ilegal ejercida desde Israel.

Muertes y bloqueo.
Según cifras de la ONG llamada B’Tselem confirmadas por la ONU, entre 1987 y 2008 (cuando Israel implementó la operación “Plomo Fundido”) fueron asesinados 1.446 niños palestinos por ataques del ejército Israelí. El total de muertes palestinas en el mismo período superó los seis mil. Además Israel mantiene un bloqueo desde hace años contra Palestina impidiendo el paso de cualquier transporte y restringiendo -según un informe de Amnistía Internacional- la importación de materiales para la construcción, lo que evita que los palestinos puedan reconstruir sus viviendas dañadas por las bombas, junto con otros elementos básicos de subsistencia.
Quienes afirman que el conflicto es una “guerra”, suelen señalar a grupos armados de Palestina para justificar los ataques israelíes con el argumento de “defensa” y “protección”. Sin embargo, un amplio porcentaje de los palestinos asesinados por el ejército israelí son civiles, en su mayoría niños y mujeres.
Aquella propuesta de “neutralidad activa” tampoco queda clara cuando se realizan pronunciamientos explícitos como los efectuados contra Venezuela, a favor de un presidente ilegítimo como Michel Temer en Brasil u omitiendo violaciones a los derechos humanos en México luego de que Macri mencionara que “no le consta” que eso haya sucedido en el país gobernado por Enrique Peña Nieto. (Agencia Paco Urondo).

Compartir