“Atenta contra la inversión y el empleo”

LEY DE SEMILLAS IMPULSADA POR CAMBIEMOS

La Asociación de Semilleros Argentinos (ASA) advirtió ayer que la Ley de Semillas que impulsa el Gobierno de Mauricio Macri “atenta contra la inversión y el empleo” en el sector agrícola.
El Ministerio de Agroindustria, que preside Ricardo Buryaile, presentó esta semana en el Congreso un proyecto que impulsa la modificación de la Ley de Semillas (Ley 20247 y el Decreto 2817/91).
Para ASA, esa iniciativa “desalienta el clima de inversión, pone en riesgo el empleo en la industria y su cadena, incluyendo al propio productor argentino que queda en desventaja respecto de sus pares de otros países de la región en relación al acceso a la tecnología”.
La semana pasada el presidente Mauricio Macri participó en la Cumbre del G20 acompañados por empresarios entre los que se encontraban representantes de la ASA, como “apuesta a fortalecer la industria semillera nacional”.
La entidad privada celebró “los esfuerzos” del gobierno argentino para reinsertar al país en el mapa de las inversiones y la búsqueda de nuevas oportunidades, pero advirtió que el proyecto de Buryaile “no responde a los objetivos de integración con el mundo y desarrollo sostenible planteados por el Presidente”.
En primer lugar -indicó la ASA- el proyecto no es superador del actual marco normativo, al no promover el mercado legal de semillas, la venta de semillas fiscalizadas, ni establecer mecanismos fiables de control necesario para transparentar el mercado.
Asimismo, agregó la ASA, el texto presentado desalienta las inversiones para el desarrollo e investigación de nuevas variedades y la introducción de nuevas tecnologías al mercado local, necesarias para alcanzar los objetivos de producción planteados por el sector agrícola argentino.
“Esto trae aparejado una clara disminución de la capacidad de la industria para sostener y generar puestos de trabajo calificado”, dijo la entidad.
Consideró en ese sentido que el proyecto pone en riesgo acuerdos internacionales firmados por Argentina en cuestiones de propiedad intelectual.
“ASA entiende que el texto avanza sobre derechos amparados por la Constitución Nacional y tratados internacionales, generando inseguridad jurídica lo que afecta al desarrollo de la industria semillera nacional”, dijo la entidad.
Y añadió que avanzar con una ley sin consensos “es retroceder en los avances que se dieron en esta campaña, promover la inseguridad jurídica, la desinversión y la destrucción de empleos genuinos” en el sector productivo.
Por ello, la ASA instó a trabajar en un proyecto de ley que le brinde a la agricultura un marco regulatorio para los próximos 20 años y solicitó al Gobierno que abra un espacio de dialogo que fue reclamado desde el inicio sin tener respuestas. (NA)

Compartir