Cambios electorales en Chile

FIN DEL SISTEMA HEREDADO DE LA DICTADURA

El Senado chileno aprobó, al final de una maratónica sesión, el fin del sistema electoral binominal heredado de la dictadura de Augusto Pinochet, que permitía una sobrerrepresentación de la derecha chilena.
Después de 21 horas de debate, la Cámara Alta chilena aprobó el fin de un intrincado sistema electoral diseñado para asegurar el peso en el Congreso de los partidos conservadores ante la centroizquierda, para dar paso a uno de carácter proporcional. La presidenta Michelle Bachelet afirmó tras la aprobación que el nuevo sistema electoral es un anhelo esperado y necesario para renovar la política chilena.
“Un sistema electoral como el que vamos a tener en nuestro país, nos va a permitir una mejor representatividad y tener más y mejores ideas en el Parlamento”, señaló Bachelet.
La aprobación se logró después de múltiples intentos fallidos por reformar el sistema instaurado en 1980 y que ha permitido una histórica sobrerrepresentación en el Congreso de la derecha y la exclusión de las minorías políticas, como los partidos comunista y humanista.