Colombia legaliza la marihuana

PARA FINES TERAPEUTICOS

Colombia legalizó la marihuana medicinal por medio de un decreto firmado por el presidente Juan Manuel Santos, que regula el cultivo, transformación, importación y exportación del cannabis y sus derivados con fines terapéuticos.
El decreto “permite que se expidan licencias para la posesión de semillas de cannabis y que se cultive la planta con fines exclusivamente médicos y científicos”, afirmó Santos en una declaración televisada desde la presidencial Casa de Nariño.”Permitir el uso medicinal del cannabis no va en contravía de nuestros compromisos internacionales en materia del control de las drogas”, subrayó el jefe de Estado, cuyo país es el principal productor mundial de hoja de coca, insumo base de la cocaína, y donde también se cultiva marihuana.
Por tanto, el mercado ilegal de marihuana con fines recreativos seguirá siendo perseguido, especificó a la AFP una fuente del ministerio de Salud, que agregó que el uso medicinal del cannabis ya estaba permitido por una ley de 1986 pero su aplicación quedaba pendiente “debido a la falta de reglamentación” sobre la producción legal nacional.
“La fabricación, la exportación, el comercio y el uso médico y científico de éste y otros estupefacientes se encuentran permitidos desde hace ya varias décadas en Colombia, y sin embargo nunca se había reglamentado, que es lo que estamos haciendo” ahora, aseveró Santos. Además de la legalización de la marihuana medicinal, el gobierno de Santos ha revisado otras medidas relacionadas con la lucha contra las drogas y la salud.
Por ejemplo, en octubre pasado inició la suspensión de la aspersión aérea del glifosato contra los cultivos de coca, luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considerara este herbicida como “posible cancerígeno”.
“Este decreto pone a Colombia en el grupo de países que van a la vanguardia (…) en el uso de los recursos naturales para combatir las enfermedades”, insistió Santos, y resaltó que “el bienestar y la salud de las personas siempre deben estar por encima de cualquier consideración”.
Según la norma, los cultivadores deberán pedir una licencia al Consejo Nacional de Estupefacientes (CNE), mientras que los fabricantes y exportadores de medicamentos con marihuana deberán optar por un permiso del ministerio de Salud. Además, el decreto contempla la supervisión de cultivos, de plantas de transformación del cannabis y de bodegas de almacenamiento por parte de la Policía, el CNE y el ministerio de Salud.
“Lo que buscamos es que los pacientes puedan acceder a fármacos de producción nacional que sean seguros, de calidad y que sean accesibles. También es una oportunidad para fomentar la investigación científica en nuestro país”, señaló Santos.
Adicionalmente a este decreto, que fue preparado en conjunto por las carteras de Salud, Justicia y Agricultura, el Congreso estudia un proyecto de ley sobre cannabis medicinal que define tasas para los cultivos y otros detalles.