Combo Pepsico: cuentas offshore de Macri y despidos en masa

UN GRAN EMPRESARIO CON MUY BUENOS VINCULOS

Laura Manfredi* – El presidente de Pepsico es socio del estudio que creó las offshore para las empresas de la familia Macri y representó a Socma en las privatizaciones menemistas. También fue presidente de Torneos y Competencias, una de las empresas más importantes del Grupo Clarín.
Marcelo Bombau tiene casi sesenta años y, como presidente de Pepsico Snacks Argentina SA, decidió cerrar la planta Florida que dejó a más de seiscientas familias sin trabajo, además de reprimidas y desalojadas brutalmente en la mañana del jueves. Aunque su nombre resonó en las últimas horas por esto, Bombau es también socio de M&M Bomchil, estudio jurídico que fue expuesto en los Panamá Papers por ser creador de cuentas offshore para las empresas del presidente Mauricio Macri.
Además, Bombau fue presidente de Torneos y Competencias, una de las empresas más importantes del Grupo Clarín, durante la aplicación de Fútbol para Todos: “Lo más democrático es que el que quiera ver, pague”, declaró en aquel entonces.
El perfil de un empresario a través del cual se explican los vínculos con Macri, su famiglia y la cobertura mediática que recibió el conflicto de una empresa que ganó más de tres mil cuatrocientos millones de dólares en el primer semestre, un 17 por ciento por encima de lo facturado en el mismo período del año anterior.

Marcelo & Mauricio.
Según lo expresa el sitio web de M&M Bomchil, Marcelo Bombau se encuentra a cargo de los departamentos de Fusiones y Adquisiciones, Telecomunicaciones y Medios y Derecho del Entretenimiento. Su participación en el estudio se vincula directamente con el presidente Mauricio Macri, sus empresas, amigos y cuentas offshore pensadas para fugar divisas.
Una de las cuentas creadas por el estudio y filtrada en Panamá Papers es Margarita del Mar SA, sociedad que pertenece a Margarita Mantova, pareja de Santiago Altieri. ¿Quién es Santiago Altieri? Gabriela Cerruti afirmó en un artículo publicado en este portal que se trata de “la mano derecha de Mauricio Macri desde que se hizo cargo de las empresas de su padre a mediados de los noventa” y que continuó siendo quien manejaba Iecsa y Creaurban, a pesar de los esfuerzos por aparentar que pertenecían formalmente a su primo Angelo Calcetería o al empresario Marcelo Mindlin. El estudio de abogados al que pertenece Bombau se encuentra situado en la calle Suipacha 268 y actuó como intermediario en, por lo menos, una docena de sociedades offshore.
En la década del noventa el estudio participó en varias de las privatizaciones representando a empresas como Telecom, Aguas Argentinas, Central Costanera y Aeropuertos Argentina 2000. Según denunció Cerruti en su investigación, una de las más beneficiadas fue el Grupo Socma de los Macri, que logró espectaculares ganancias al revender empresas adquiridas durante la oleada de privatizaciones.

Abogado defensor.
Luego de la crisis, M&M Bomchil potenció sus casos en instancias de arbitraje internacional y defendió a empresas privadas que accionaron contra el Estado argentino: Desde París, donde funciona el CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencia Relativa a Inversiones) M&M Bomchil defendió a empresas como Enron, Azurix, Siemens, Camuzzi, Telefónica y Unysis Corporation. “Es que al cliente hay que seguirlo hasta el final, aún cuando accione contra la Argentina”, confesó uno de sus integrantes en una entrevista realizada en abril de 2005 por el diario El Cronista. Ya por ese entonces el estudio coincidía con las futuras políticas de Cambiemos: renegociar las tarifas de los servicios públicos privatizados y hacer lo que fuera necesario para recibir las tan deseadas inversiones.
En su investigación, Gabriela Cerruti mencionó que el estudio al que pertenece el presidente de Pepsico fue también asesor de la corte menemista y que, con Cambiemos al poder, M&M se volcó a la política. Uno de los integrantes del estudio de Bombau, Miguel Junior Bomchil, es actualmente vicepresidente de La Generación, la agrupación de jóvenes del PRO, y jefe de gabinete de la Dirección de Transporte de la Ciudad de Buenos Aires.
El nexo entre el estudio y la famiglia es el vínculo que posee Marcelo Bombau con el presidente. El gobierno sostuvo el brutal desalojo de Pepsico desde distintos sectores oficialistas. El ministro de seguridad de la provincia, Cristian Ritondo, aseguró ayer por la tarde que “la policía actuó como tiene que actuar” y el propio Mauricio Macri según el diario Clarín pidió actuar con firmeza ante las más de seiscientas familias desempleadas a causa de las políticas económicas llevadas a cabo en los últimos veinte meses.

Muchas sociedades.
Además de ser integrante de M&M Bomchil, el director de Pepsico se encuentra registrado en decenas de sociedades de los más variados rubros. Presidente de Xerium Argentina SA, dedicada a la industria textil; director de la empresa fabricante de pisos ILVA SA y de la empresa de soluciones logísticas CH Robinson Worldwide Argentina SA; síndico suplente de CNP Assurances compañía de Seguros SA y de la comercializadora de electricidad y gas natural Enel Trading Argentina.
Forma parte de empresas como Milkaut SA, Cabaña y Estancia Santa Rosa SA, Fugro South America BV sucursal Argentina, Dunnhumby South America (registrada con la misma dirección que el estudio jurídico), Cerrito Consulting SA, Bodegas y Viñedos la Esperanza SA y Dilexis SA, una de las importadoras de galletitas más grandes del país.
El 20 de junio más de seiscientas personas llegaron a su lugar de trabajo y encontraron que la puerta estaba cerrada. Un cartel los esperaba: “Con motivo del cese de operaciones de Planta Florida y la relocalización de su producción en otro establecimiento (…) se comunica al personal que queda transitoriamente liberado de prestar servicios”. Ante consultas, Pepsico les pedía a los trabajadores que se comuniquen a un 0-800. La información que finalmente les daban era que la empresa prescindía de sus servicios. Los productos comenzarían a fabricarse en otra planta situada en Mar del Plata e importarse desde Chile.

Jueza nada imparcial.
La lucha por recuperar los puestos de trabajo y denunciar el vaciamiento por parte de la empresa se realizó a través de movilizaciones y de la toma de la planta que el jueves, a pedido de la fiscalía, fue desalojada mediante una brutal represión. El comunicado emitido la noche anterior por parte de los trabajadores mencionaba: “La jueza Andrea Rodríguez Mentasty, que tiene públicas relaciones personales con miembros del PRO y se muestra públicamente junto a Gustavo Posse intendente de San Isidro, ratificó que dará curso al desalojo ilegal, ya que lo hace sin tomar en cuenta que la empresa está denunciada penalmente en los juzgados de San Isidro a cargo de la jueza Arroyo Salgado por imponerle a los trabajadores un lock out ofensivo para obligarlos a retiros voluntarios. La empresa ha realizado además un procedimiento preventivo de crisis y previo a su apertura cerró la fábrica dejando en la calle a los trabajadores cuando la ley obliga a no cambiar las condiciones de trabajo mientras dura el trámite del preventivo”.
La multinacional dirigida por Bombau aseguró que la planta era “inviable” y entre los comunicados emitidos aseguró, luego de la represión, que el cierre de la fábrica es irreversible.
*Nuestras Voces.