Inicio Opinion Comienza hoy en Córdoba con la monarquía

Comienza hoy en Córdoba con la monarquía

VIII CONGRESO DE LA LENGUA ESPAÑOLA

Organizado por la Real Academia Española, y con la presencia del rey de España en la apertura, este evento reactualiza el debate sobre el rol dominador del lenguaje, en una región donde las lenguas originarias no forman parte de la enseñanza oficial.
IRINA SANTESTEBAN
Los Congresos Internacionales de la Lengua Española (CILE) son eventos organizados por la RAE, el instituto Cervantes y las 23 academias de la lengua que existen en América Latina.
Es el segundo que se realiza en Argentina, el anterior fue en 2004, en Rosario, recordado por la genial intervención sobre las «malas palabras» que hizo el dibujante y escritor Roberto «Negro» Fontanarrosa.

Apertura «real».
En el acto de apertura, hoy hablará Felipe VI, rey de España, el presidente Mauricio Macri, el Premio Nobel Mario Vargas Llosa y el escritor nicaragüense Sergio Ramírez, entre otros. El sesgo derechoso de la ceremonia está garantizado con los tres primeros, aunque Ramírez no va a desentonar, ya que está muy lejos de su rol como revolucionario sandinista, cuarenta años atrás.
Además de Felipe, la RAE lleva ya en su denominación la referencia a la monarquía, como dejando claro que el lenguaje no sólo es un instrumento de comunicación entre los integrantes de una nación y entre diferentes pueblos, sino que ha cumplido en la historia -y lo sigue haciendo- un papel dominante y disciplinador. La RAE se ha negado recientemente a reconocer el lenguaje inclusivo, aquel que propone utilizar la «e» en lugar de la «o», para designar el plural entre géneros diferentes.
Refractaria a los cambios, la RAE es también claramente machista, pues desde su creación en 1714, recién en 1978 se aceptó la incorporación de una mujer, Carmen Conde. Actualmente, de sus 44 miembros, sólo 8 son mujeres, un 18% del total.

Supremacía.
El español es la lengua que se impuso no sólo en los territorios americanos, sino en la propia España, donde otras fueron prohibidas a la vez que sometidos sus pueblos, como el catalán y el vasco.
Los revolucionarios de Mayo comprendieron esto y fueron respetuosos de las lenguas originarias. Juan José Castelli, en el primer aniversario de la Revolución, dio un discurso en las ruinas de Tiahuanaco, que fue traducido a las diferentes lenguas de los pueblos originarios presentes. También se encargó de traducir al quechua y al aymara los principales decretos de la Junta Revolucionaria.
En Sudáfrica, el detonante de la rebelión de los estudiantes de Soweto en 1976 fue la resistencia de éstos a la obligación de impartirles la enseñanza en el idioma afrikáans, utilizado por la minoría blanca dominante en el «apartheid». Los jóvenes sudafricanos pretendían que se les enseñara en el idioma inglés, que se utilizaba en las actividades comerciales.
En el Congreso, durante tres días habrá una intensa grilla de actividades culturales, literarias, charlas sobre diversos temas relacionados con la palabra y el lenguaje, con la presencia de escritores, cineastas, poetisas, docentes, académicos, etc.
Estarán el mexicano Paco Ignacio Taibo II, los argentinos Claudia Piñeyro y Martín Caparrós; Les Luthiers y Joaquín Sabina.
Al momento de entregarse las entradas para el cantautor español, un cartel con un «horror» de ortografía estuvo pegado durante una hora en el Cabildo de la ciudad de Córdoba. Decía: «omenaje de tango» en referencia al evento donde Sabina leerá poemas en el Teatro del Libertador San Martín.

Seguridad.
La presencia de los reyes de España, Felipe y Letizia, que llegaron anoche y permanecerán en Córdoba hasta hoy al mediodía, movilizó un enorme dispositivo de seguridad que prácticamente cerrará las calles céntricas para el tránsito de vehículos. Habrá más de mil efectivos de la Policía provincial y Federal, Gendarmería, Policía de Seguridad Aeroportuaria y la guardia real.
Se ha previsto que en el acompañamiento de las comitivas de los reyes y del presidente Macri haya una «cápsula de seguridad» de 15 vehículos, que seguirán en todo momento a la caravana de las autoridades.
En las proximidades del Teatro San Martín, remodelado para este evento, habrá un triple anillo de seguridad, mientras que en el interior, exterior y alrededores se han dispuesto equipos de última generación, francotiradores y detectores de metales.
El gobierno provincial decretó asueto para la administración pública y las escuelas, al que se adhirió la Universidad Nacional de Córdoba y los Poderes Judicial y Legislativo. La Municipalidad de Córdoba, en cambio, no se sumó y el intendente Ramón Mestre, hoy candidato a gobernador para las elecciones del 12 de mayo próximo, se diferenció de su contrincante en ese comicio, el gobernador Juan Schiaretti y declaró que «en la Municipalidad se trabaja».

Contracongreso.
En simultáneo y organizado por la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba, desde ayer se está realizando el Primer Encuentro internacional: Derechos Lingüísticos como Derechos Humanos.
Este encuentro se propone «visibilizar problemáticas vinculadas a la lengua y a las políticas lingüísticas, con la convicción de que el respeto a la variabilidad lingüística constituye un derecho humano inalienable». Habrá mesas y paneles con investigadores, escritores y periodistas, que propondrán una visión crítica sobre el rol jerárquico del idioma español, y abordarán las problemáticas vinculadas a la lengua y a las políticas lingüísticas desde la mirada de sus propios hablantes.
Las actividades de este Encuentro se realizan en el Pabellón Venezuela Bolivariana de la FFyH y en el sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba. El decano de la Facultad, Pablo Abratte, ha planteado que este evento, realizado de manera paralela al VIII Congreso Internacional de la Lengua Española, tiene el propósito de aportar al debate de la lengua desde una perspectiva latinoamericana, plural e inclusiva.
Una pena tanta cobertura mediática por la presencia de dos monarcas de la vetusta y corrupta casa de Borbones, con Felipe VI declarando en Buenos Aires que venía a apoyar las políticas económicas del presidente Macri. También en ese aspecto los reyes atrasan siglos y apuestan a un modelo fracasado del pasado.