Detenido por denunciar tortura de la CIA

EX ESPIA ESTADOUNIDENSE

La tortura era una política de Estado de EE.UU., dijo el ex agente de la CIA John Kiriakou, condenado a prisión por sacar a la luz el programa de torturas de George W. Bush. “La CIA no torturaba por iniciativa propia, sino que la tortura era una política de Estado oficial”, confesó.
Kiriakou, que salió recientemente en libertad tras pasar dos años en prisión por una condena bajo la Ley de Espionaje, criticó en su primera entrevista con la prensa la falta de protección a los que se atreven denunciarlo.

Sin protección.
No hay protección para quienes denuncian las torturas, dice el ex agente de la CIA. “Nos decían que la técnica de tortura conocida como el submarino era realmente efectiva, que no era tortura y que gracias a esto podíamos obtener información valiosa”, dijo. “Yo lo creía. Todos lo creían”. Confesó que “a los pocos años nos dimos cuenta que esto no es así. La agencia nos había mentido. La tortura no le servía al país, no era una política coherente. Fue un error desde el principio”, afirmó.
Su decisión de ir a la prensa y difundir que “la CIA no torturaba por iniciativa propia, sino que la tortura era una política de Estado oficial”, cambió su vida de la noche a la mañana. Fue despedido, sus amigos se alejaron de él y el FBI comenzó a investigarlo. Después, fue acusado de violar la Ley de Espionaje. (Rebelión).