Disputas en Adicciones

POR EL BORDE

Cansados de la actitud de algunos de sus compañeros -“unos pocos, que trabajan poquito y nada”, aseguran- trabajadores de la subsecretaría de Salud Mental y Adicciones salieron a manifestarse públicamente para apoyar al médico Adrián Rinaldi, hoy a cargo del organismo.
“Esa gente que sale a protestar, que dice cosas en contra de la gestión, a mí y a otro grupo importante, la mayoría de los que trabajamos en la Subsecretaría, no me representan”, le dijo a LA ARENA uno de los trabajadores que enfrenta la situación de rebeldía que expresaron otros empleados.
En las últimas horas se hizo circular una versión que hablaba de que “se multiplicaban los inconvenientes para los trabajadores y los pacientes”, y refería a diversos problemas. El cuestionamiento -que antes debieron soportar Daniel Pignatta y Roberto Pedro Travaini, que estuvieran a cargo del área-, ahora le apuntaría a Rinaldi, que ocupa el cargo desde hace algunas semanas.

“No nos representan”.
“La mayoría de los que trabajamos, ¡que trabajamos! -remarcó el interlocutor- estamos conformes de lo que se está haciendo; por eso decimos que esos que salieron a hablar, y que no son más de cuatro o cinco, no me representan, ni a mí ni a la mayoría de los compañeros que nos desempeñamos aquí. Y estamos dispuestos a refrendarlo en una nota y poner la cara. No tenemos ningún problema”, aseguran.
Refiriendo a los quejosos -y atribuyéndose la representación de “la mayoría” de los empleados-, dijo que aquellos “le dan a todo un tinte político, y les cuesta trabajar en equipo, en donde todos hagamos todo y descartar hacerlo en forma individual. Son unos pocos que están encerrados y hacen la suya”, completó.
Y fue más categórico: “No saben respetar a un compañero, ni al doctor (Adrián) Rinaldi, que la verdad es que estamos conformes por como nos baja línea, y es además un funcionario correcto, humilde y buena persona”.
“Ellos son los de siempre, cuatro o cinco que están en contra de todo. Que están esperando que se diga blanco para decir negro; y siempre tienen un pero… Nunca están a favor de nada, cuestionan todo, y estamos cansados de eso”, agregó. “Viven pidiendo permisos, salidas gremiales, proponen asambleas todo el tiempo… Lo que pasa es que Rinaldi es tranquilo, quiere armonizar, ir por las buenas, pero a estos no les entran las balas”, completó. Ayer, una nota de Facebook fijaba esta posición, y fue rápidamente compartida.
El Gordo Motoneta