Inicio Opinion En defensa de la banca de La Pampa en el Parlasur

En defensa de la banca de La Pampa en el Parlasur

PUNTO DE VISTA

Nelson Nicoletti (*)
En estos próximos días, con vencimiento el 13 de mayo, el gobierno de Macri deberá definir la convocatoria a elecciones generales y allí estará incluida, o no, la sección de los parlamentarios del Parlasur. El gobierno nacional ha hecho saber que quiere suspender/postergar/eliminar el voto directo de los representantes argentinos en el Parlamento del Mercosur, instituido por la Ley Nacional Nº 27.120 y con ello cancelar el derecho adquirido por las provincias, entre ellas La Pampa, de poder elegir cada cuatro años a un pampeano que nos represente en el organismo parlamentario regional.
Estamos transitando el tramo final del primer mandato iniciado en diciembre de 2015 y pocos han reparado en este agregado a la calidad institucional y a la representatividad que significa la elección de un parlamentario por provincia. La mala imagen impuesta por la campaña mediática contra el Parlasur y sus integrantes bloquea cualquier intento siquiera de explicar funciones y trascendencia para el proceso de integración que significa para nuestro pueblo que uno de los suyos, elegido democráticamente, se plante justamente allí, en el centro latinoamericano donde se discuten los negocios de los países y con ello el destino de nuestras economías. Es de ignorantes creer que no nos incumbe o que nos da lo mismo.
Los ejecutivos nacionales, casi sin distinción, prefieren una pequeña sala sin prensa para juntar a sus cancilleres, antes que un amplio y público recinto con representantes de los pueblos de los estados que son parte, que preguntan, investigan y defienden los intereses de sus comunidades. A esto le llaman peyorativamente «gastos de la política». Macri y Bolsonaro fuerzan y evaden leyes y constituciones para eliminar las representaciones democráticas y alejar miradas indiscretas de sus negocios.
El deseo de Macri de eliminar la elección de los parlamentarios del Parlasur choca contra la ley. Hace pocos días la jueza Servini de Cubría declaró inconstitucional el decreto de Macri que pretendía modificar la forma de votar de los extranjeros (de paso se eliminó un seguro fraude que estaba preparándose con ese cambio). La legislación electoral sólo puede modificarse por mayorías especiales del Congreso. Otra cosa es ilegal.
La Pampa no puede resignarse a perder una banca en el Parlasur. Creo que será el justicialismo pampeano y nacional quienes darán batalla para que no se concrete el despojo de este derecho.
Si fuera eliminada la elección directa para los parlamentarios del Parlasur, Argentina enviaría una representación legislativa del Congreso Nacional. Quien perdería indefectiblemente su presencia en el Parlamento Regional serían La Pampa y las demás provincias.

(*) Diputado del Parlasur