En La Haya el mundo juzgó uso de herbicidas

En La Haya, ciudad holandesa que concentra tribunales internacionales de justicia, se hizo esta semana un simulacro de juicio propiciado por un millar de organizaciones de todo el mundo, en el que el acusado era la multinacional Monsanto, productora de herbicidas y semillas genéticamente modificadas. Monsanto fue condenado por ecocidio.
La argentina Eleonora Lamm formó parte el jurado. En las audiencias se oyeron testimonios acusatorios de todo el mundo dentro de la tónica común de denunciar el uso de esos productos como violación de los derechos humanos.
Entre los testimonios que llamaron la atención figuró el caso de la India, país que ha intentado desarrollar el cultivo del algodón en territorios no aptos para esa planta en su estado natural. En el caso se utilizó semilla modificada por Monsanto, cuya propaganda sostenía que las modificaciones genéticas permitían su desarrollo en ambientes hasta ahora no aptos o muy expuestos para su cultivo. El caso es que la producción en lugar de aumentar ha terminado en baja. Aparte de la semilla, Monsanto provee los pesticidas necesarios para el desarrollo del algodón. Pronto se vio que tanto el algodón modificado como otras especies naturales requerían cada vez más el uso de pesticidas, que producían agresiones al ambiente. Muchos de los campesinos que entraron en el programa han sufrido graves pérdidas y entre ellos varios han optado por el suicidio.
En México, según otra acusación ante el tribunal, las abejas han contaminado la miel luego de libar en plantas genéticamente modificadas.
Monsanto es conocida por la producción del glifosato, pero el pesticida se aplica a sus semillas modificadas. Las plantas resultantes requieren el glifosato cada vez en mayores dosis, porque las plantas van adquiriendo resistencia, lo mismo que otras especies cultivadas en cada región. El resultado es que la semilla modificada hace más premioso el uso del pesticida. Aparte de esto, el agricultor no puede usar la semilla resultante de los primeros cultivos porque Monsanto la tiene registrada como propiedad.

Femicidios.
Maira Elizabeth Díaz (24 años) ha sido internada en Rafael Castillo luego de que su pareja la rociara con alcohol y le prendiera fuego. Ella alcanzó a salir a la calle envuelta en llamas y fue auxiliada por una mujer que pasaba, la cual llamó a la policía. Maira Elizabeth está grave. Su pareja, Ricardo Cardoso (37), adujo que ella trató de suicidarse.
-En Tigre hallaron los restos descuartizados de María Adela Duarte (56), luego de que una hija denunciara su desaparición. Oscar Alberto Iñigo (51), su pareja, está detenido y ha admitido ser el autor del hecho.
-Una maestra jardinera fue asesinada a puñaladas en Santiago del Estero. Se llamaba Lucía Hoyos (40). Hugo Gauna (35), su ex esposo, intentó escapar pero fue detenido.
-En Tucumán se presentó y quedó detenido Damián del Valle Fernández, sospechado de haber matado a Ornella Dottori, embarazada, cuyo cuerpo apareció en un lugar descampado. Fernández fue pareja de la occisa.
-Araceli Funes (22) seguía desaparecida desde el sábado primero de abril, en San Martín, Bs. Aires. El gobierno ofrece 500 mil pesos a quien aporte datos.

Identidad.
Cuatro personas de General Pico comunicaron que han iniciado gestiones con el propósito de recuperar sus identidades, luego de descubrir que habían sido inscriptas como hijos propios por quienes los criaron. Los hechos a que aluden estos hombres se produjeron entre l965 y 1982. Creen que hay muchos casos de personas así perjudicadas en su identidad por fraude en el asentamiento del registro civil.

Candela.
El resonante caso de Candela Rodríguez (12 años), que fue hallada muerta en el año 2011 en una plaza bonaerense, ha permitido establecer que quien aparecía como principal inculpado fue víctima de un armado policial.
Jotavé

Compartir