Esa costumbre de matar a lo iniciado con amor

Señor Director:
Repaso los apuntes que voy tomando mientras leo diarios o escucho algunos noticiosos de la televisión. Observo que prácticamente no pasa día sin que se dé cuenta de femicidios evidentes o probables.
Alguien ha dicho que el lema “Ni una menos”, lanzado hace menos de un año por el movimiento feminista, parece tener respuesta en ese “Una más” de que da cuenta la noticia.
También se ha dicho que no aumenta la frecuencia de los femicidios sino que ahora hay una atención mayor a lo que sucede en todo el territorio nacional. Al parecer, los corresponsales de algunos medios metropolitanos han sido estimulados para estar atentos y comunicar de inmediato cada caso.
Veamos sucesos de estos días: 1) Masacre en Necochea: Roberto Manuel Vecino, 56 años, mató a María Esther Curuchet, 56, que fue su esposa hasta la reciente separación. También mató a los hijos de ambos: Rosa, 21, Etelvina, 19, y Roberto, 18. Un vecino, Horacio Córdoba, que pasaba en camioneta, frenó y quiso contener al hombre, también murió, degollado. Llegó la policía. Vecino tajeó a dos policías y se metió en un galpón, donde se suicidó. En total, seis cadáveres. 2) Andrés Ceferino González y Patricia Fabiana Márquez aparecieron muertos en una villa de Tanti, Córdoba. Al parecer, el hombre mató y luego se suicidó. 3) María Gotardo, peluquera, 51, apareció asesinada en San Miguel; su ex marido Rodolfo Maguna, 46, ex militar, no pudo ser el asesino porque estaba detenido; se cree que contrató a dos soldados y éstos la mataron de cuatro tiros (este hecho se produjo en octubre 2015, pero los sicarios acaban de ser detenidos). 4) En La Reja, Bs. Aires, un encapuchado irrumpió en la vivienda y mató de cuatro balazos a una mujer e hirió a su nueva pareja. Se sabe que ella, María Belén Peralta, estuvo casada con un mexicano, con quien fue a México, pero hace dos años se separó y retornó a la Argentina. Puede haber sido un crimen por encargo. El encapuchado no robó nada.
La novedad puede consistir en el crimen por encargo, que tiene antecedentes, y también en la frecuencia del femicida que, consumado el crimen, se suicida.
El Observatorio sobre Femicidios de Casa del Encuentro, estima en un informe que entre 2008 y 2015 hubo 2.330 asesinatos relacionados con ataques femicidas (2.094 mujeres y 206 varones). El promedio desde 2008 es de 24 casos por mes.

Músico
Luis Eduardo Falú, de una familia de músicos, desaparecido en 14-9-1976, estaba entre los muertos de Pozo de Vargas, Tucumán. Era estudiante universitario. Tenía 24 años. Sus restos acaban de ser identificados. Uno de sus hermanos llevó la noticia a su madre, Elizabeth Baclini de Falú, quien no había declinado en su voluntad de saber qué pasó con Luis.
El jueves 7 le llegó la noticia. El viernes 8 ella murió. Tenía 99 años de edad. Esperaba desde hace cuarenta años.

Puchos
Uruguay ganó una litis en la que su rival fue la tabacalera multinacional Philip Morris International. Como el gobierno oriental (durante la primera presidencia de Tabaré Vázquez) prohibiese fumar en espacios públicos, la empresa planteó la cuestión en el Ciadi (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias).
El dictamen ha dado la razón al gobierno oriental y condena a la Philip Morris a abonar cerca de un millón y medio de dólares a dicho Estado.
Tabaré Vázquez celebró públicamente esta decisión. La tabacalera no apelará. Al parecer, entiende que la medida no le ha sido tan perjudicial.

Novela
“La sombra del otro” se titula la nueva novela de la argentina Alicia Plante.
En la trama. Ana se suicida delante de su marido, Sergio, quien nada hace para evitarlo, Plante desarrolla una interpretación de la mentalidad de ese hombre, el pintor Sergio Kunder, a partir de su exigencia de tener una “relación perfecta”, que la mujer no pudo satisfacer porque suponía un grado de sumisión que excedía su voluntad.
Atentamente:
Jotavé

Compartir