Inicio Opinion Infobae, cloaca desinformativa alineada con Trump

Infobae, cloaca desinformativa alineada con Trump

APOYA LA INTERVENCION NORTEAMERICANA EN VENEZUELA

En Argentina y la región hay medios alineados con Washington que le ayudan a desinformar y justificar su golpismo en Venezuela. Acá descuella Infobae, una cloaca.
SERGIO ORTIZ
Si es por cantidad de basura de desinformación sobre Venezuela, el grupo Clarín lleva la delantera. Sumando las notas de la versión papel y las de su corresponsal en Caracas, Ludmila Vinogradoff, más el bombardeo de Todo Negativo y las 237 licencias audiovisuales del monopolio, es casi imposible disputarle la pole position.
Infobae no se queda atrás en justificar el golpismo y terrorismo promovidos por míster Trump, Mike Pompeo, John Bolton y Elliott Abrams. En paralelo dispara munición gruesa contra el gobierno legítimo de Nicolás Maduro mediante notas firmadas por su director de América, Laureano Pérez Izquierdo (LPI); por su tenor tan proestadounidense la sección debería denominarse Norteamérica.
Lo publicado por LPI en lo que va de 2019 descalifica sistemáticamente a Maduro como «dictador»; añade acusaciones de ser «narcotraficante» similar a Pablo Escobar Gaviría, «corrupto», «asesino» y una marioneta a las órdenes de Moscú, Beijing, La Habana y Teherán.
La cloaca se permite citar a Simón Bolívar, paradigma de soberanía, y compararlo con Maduro, quien sería un entreguista. El 30 de abril escribió: «aquel prohombre (Bolívar) que los liberó de la colonización española no soñó que el país fuera repartido entre cuatro potencias extranjeras. Son los nuevos aliados de Maduro. El sucesor de Chávez usurpa Miraflores y resiste. Hipoteca el futuro de los venezolanos entregando los riquísimos recursos de su país a precio vil a aquellas potencias».
Maduro no usurpa el palacio presidencial. Ganó las elecciones de mayo de 2018 y antes las de 2013, tras la muerte de Hugo Chávez. Su mandato es legal. El chavismo ganó la mayoría de las compulsas habidas desde 1999: sobre 25 sólo perdió dos, la consulta constitucional en 2007 y las legislativas de 2015.
Fácil es colegir de dónde saca Infobae ese calificativo de «dictador»: del gobierno de EE.UU., el Departamento de Estado y el Grupo de Diarios de Américas dependiente de la SIP. Presenta a Juan Guaidó como el «presidente constitucional», una etiqueta para legitimar la seudo «Operación Libertad», golpista, iniciada el 30 de abril, misma fecha de la citada columna de Pérez Izquierdo.
Los hechos son tozudos. Ese día comandos militares liberaron de su arresto domiciliario a Leopoldo López, cabecilla terrorista de «Voluntad Popular», el mismo grupo de Guaidó, condenado a 13 años de prisión por ser responsable de las guarimbas y violencia callejera del año 2014, «La Salida», donde murieron 43 personas. Luego de liberarlo, fueron a ocupar la base aeronáutica La Carlota en Caracas y llamaron a la población a derrocar a Maduro. No lograron penetrar en la base ni tuvieron demasiado eco con la convocatoria a ganar las calles. Fue un fracaso y terminó con López asilado primero en la embajada de Chile y luego en la de España.
La multitud se movilizó con el chavismo en Miraflores, como habían pedido las autoridades, con total respaldo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Los militares desoyeron la traición pedida por Guaidó y Washington. Pompeo y Bolton apremiaban a Vladimir Padrino, el ministro de Defensa y jefe de las FANB, a plegarse a la asonada golpista.

Con la CIA.
Por lo menos en TN Nelson Castro, desde Caracas, admitió que la maniobra del 30 de abril y 1 de mayo fue un fracaso de Guaidó. En cambio Infobae se esforzó por negar ese resultado negativo y explicar lo que en los hechos sería un fracaso echándole la culpa a…. Padrino. El 2 de mayo Pérez Izquierdo, en línea con la CIA y el Departamento de Estado, dio por cierto que el general bolivariano había tenido un acuerdo con Pompeo para traicionar a Maduro y que al final se había arrepentido. Lo tituló: «Cómo era y porqué falló el pacto entre Padrino y los Estados Unidos para detener o expulsar a Maduro». Allí mintió en forma alevosa: «entre los que formaron parte de la hoja de ruta para liberar el palacio de gobierno estaba el general Padrino. El militar había diseñado el plan junto a funcionarios del Consejo de Seguridad de los Estados Unidos (NSC) un órgano que depende de Trump y que hoy conduce Bolton».
Una falsedad total inventada por Pompeo, a la que suscribió Infobae. Padrino es hasta hoy el sostén del lema «Leales siempre, traidores nunca» y fue clave para repeler esta intentona golpista y otras anteriores. El figura entre los sancionados por la administración Trump. ¿Ahora quiere Washington y su cloaca mediática porteña ensuciarlo como si fuera un traidor como Santander y no un leal como Sucre?
Infobae es parte del dispositivo norteamericano y miente con que Maduro está entregando el petróleo y las reservas de oro, diamantes y coltan a los rusos, chinos, cubanos e iraníes. Estos serían, para el Departamento de Estado y el Comando Sur, las grandes amenazas su «patrio trasero».
«Rusia, Irán y China: la carrera por repartirse Venezuela» tituló LPI su panfleto del 21 de abril. Repitió allí las mentiras de Pompeo y Bolton de que habría entre 20 y 25 mil militares cubanos decidiendo los destinos de Venezuela, y 12 mil iraníes y miembros de Hezbollah en Isla Margarita. Los cubanos son 22 mil médicos y enfermeras que tan curado y salvado 1.7 millón de vidas.
Según el pasquín, esos «comunistas y terroristas» quieren apoderarse del crudo. Más franco fue Bolton el 29 de enero, seis días después de proclamar a Guaidó: «sería una gran diferencia económicamente para EE.UU. si conseguimos que empresas petroleras americanas participen en la inversión y producción de petróleo de Venezuela».
El libreto de Infobae es coherente con los negocios de Daniel Hadad, acusado de tener ocho cuentas offshore y asociado a Mario Montoto, de grandes negocios con el Mossad de Israel y la CIA de EE.UU.