“La cámara es mi arma”, dice una niña palestina

CON SUS FOTOS DOCUMENTA LA REPRESION ISRAELI

Janna Jihad Ayyad es una niña palestina de diez años que desde los siete documenta las agresiones que a diario comete el régimen israelí contra su pueblo, pues considera que las cámaras son armas más efectivas que las pistolas al permitirle enviar el mensaje de dolor y resistencia de Palestina al mundo, y así denunciar los actos de violencia que los obliga a dejar sus tierras.
Los videos que graba con el teléfono de su madre retratan la vida de los palestinos en Cisjordania, Jerusalén, Hebrón, Nablus y Jordán, y expone la ocupación, el abuso de los soldados y de policías en los puestos de control. Pero también, es la forma en que demuestra la resistencia, en la también los niños son partícipes.
Nawal Tamini, madre de la menor, asegura estar orgullosa de su hija, de que comparta con el mundo sus miedos y esperanzas, así como los problemas a los que se enfrenta para realizar sus actividades cotidianas como ir a la escuela. Pero también se siente atemorizada por los continuos ataques que el ejército realiza contra su vivienda, donde “en medio de la noche lanza gases lacrimógenos”.

Familiares asesinados.
Janna inició su documentación de lo que sucedía en la aldea Nabi Saleh de Cisjordania cuando su primo, Mustafa Tamimi, y su tío, Rushdie Tamimi, murieron por el ataque con gas lacrimógeno e impactos de bala en el riñón, respectivamente.
Otra de las inspiraciones de Janna fue su tío Bilal Tamimi, quien por medio de fotografías demuestra la violencia de los soldados israelíes. Su tío afirma que el activismo de la niña tiene que ver con la enseñanza que han compartido entre su familia, la cual gira en torno a la defensa de la justicia, de la libertad y de su pueblo. (Resumen Latinoamericano).